Índice nivel B 

Nivel B - Iniciados

Juego nº 15B: ¿Restauración o fraude?

 

Sobre una fotografía de la impresionante ciudadela inca de Machu Picchu (Perú), he colocado una sola moneda, un sestercio del emperador Marco Aurelio, acuñado entre los años 148-149 d.C. en la ceca de Roma. 

Como es habitual, tanto el sitio arqueológico como el sestercio se observan limpios, embellecidos, es decir restaurados. En el caso de la moneda bien mereció la pena, se vendió en eBay.es (enero de 2007) por la nada despreciable cantidad de 500 euros, habiéndose comprado días antes, en ese mismo lugar, por tan solo 37 euros. A la ciudadela inca no le ha ido peor, actualmente recibe tal cantidad de turistas que, para evitar su deterioro, se ha tenido que definir un número máximo de visitantes diarios.

 

Gracias a la fotografía que el explorador Hiram Bingham hizo en 1911 y a un mensaje del foro de Denarios.org, veamos como se encontraban ambas antigüedades antes de dichas restauraciones:

No voy a entrar en el espinoso asunto de la restauración de los lugares arqueológicos, desconozco el tema. Así que mejor, centrémonos en el sestercio. Observa ambas imágenes y dime:

 ¿Podemos llamar restauración a lo hecho con esa moneda?

 

¿Quieres saber la solución?

Pregúntale al oráculo (clic en su imagen)

 

El caso de este sestercio no es algo aislado, prácticamente todas la monedas antiguas llegan al mercado numismático manipuladas de una u otra forma, por lo que debemos aprender a distinguir entre la restauración y el fraude. Aunque, ciertamente, esta distinción no es del todo sencilla.

Veamos un par de ejemplos. Algunos dirán que es tolerable el embellecido (repatinación) de este raro follis del usurpador Alejandro (Cartago, 308-311 d.C.), pero a mi juicio no lo es, a menos que el vendedor explicara claramente la manipulación en su descripción (cosa que no suelen hacer ya que con ello depreciarían la moneda). Menos admisible aún es el "trabajito" realizado con el as de Iltirta mostrado (Hispania Citerior, primera mitad del siglo II a.C.), ya que en este caso no se han limitado a limpiar, sino que prácticamente se han inventado el reverso, repatinando después la moneda.

Las fotos de este as ibérico proceden de eBay.es (abril 2016) y la manipulación fue detectada por Laie en el foro de Denarios.org. El as de Iltirta se vendió inicialmente en 22 euros y una vez retocado alcanzó los 127,50 euros. ¡Jugosa ganancia!

 

Pero también existen monedas restauradas adecuadamente, con profesionalidad (y con mucha paciencia). Veamos dos monedas perfectamente limpiadas por Sergio: un antoniniano de Filipo el Árabe y un follis de Constantino Magno (que fue mostrado en el foro de Denarios.org), así como el espectacular antoniniano de Probo procedente del foro de Frédéric Weber. En estos casos el trabajo fue muy cuidadoso y el resultado -fruto de una exitosa restauración- a la vista está.

   
 

La mayoría de las veces simplemente se trata de limpiar las monedas, pero eso no es tarea sencilla, en ocasiones la limpieza es descuidada y agresiva, con lo que el resultado es el contrario del esperado, la moneda se estropea y por lo tanto se devalúa. Pero lo peor es que frecuentemente -incluso en las más prestigiosas numismáticas- vemos a la venta monedas que, en un intento de revaluación, han sido retocadas, "tuneadas", realzadas, trabajadas, arregladas, buriladas, repasadas o peinadas (que de todas esas formas se conocen estos procesos). Esta práctica, si no es advertida claramente por el vendedor, yo la definiría simplemente como fraude.

Las manipulaciones más frecuentes se centran en embellecer los grandes bronces, pero tanto los pequeños bronces, como las piezas de plata o de oro, son también objetivos de los "artistas", sobre todo si con ello son capaces de dar gato por libre, tapando agujeros, aumentando la rareza, realzando leyendas, etc.

Veamos ahora algunos representativos ejemplos de monedas restauradas/retocadas más o menos fraudulentamente.
(Para ampliar la imágenes, haced clic sobre ellas)

   
 
  • 1.- Cuadrante ibérico de Arse manipulado (retocado y repatinado) para que parezca de Kili. El fraude es evidente. Convertir una moneda común en otra muy rara significa (si cuela) algunos cientos de euros de ganancia. (En su día guardé solo la imagen, por lo que ahora no tengo más datos sobre su venta).
     

  • 2.- Quinario áureo de Augusto (Lugdunum, 7-8 d.C.). Los dos agujeros fueron hechos cuidadosamente en la antigüedad, seguramente para que la moneda sirviera de adorno cosida a las ropas. Pero más cuidadosamente han sido restaurados dichos agujeros en nuestros días, y de paso, también repararon el golpecito de la ceja. La moneda original fue vendida por CNG en el lote 859 de su subasta Triton XI (enero de 2008), y meses después reapareció en el mercado al triple de precio, pero ya "arreglada" y sin agujeros.
     

  • 3.- Dupondio de Tiberio (Colonia Romula, 14-19 d.C.). Está claro que la moneda fue burilada para resaltar los detalles y luego repatinada con vapores de amoniaco. Pero eso lo veo ahora, cuando (en abril de 2002) compré esta moneda en eBay.es no sospeché nada, al contrario, me puse tan contento por el supuestamente bajo precio pagado.
     

   
 
  • 4.- Tal vez la moneda base sea antigua (que no lo sé), pero lo que está claro es que "dibujaron" en su reverso un templo a buril, inventándose incluso el número de columnas. (Las monedas de Tiberio de Abdera presentan un templo tetrástilo). Con tanta columna luego no les cabían las letras y pusieron ABDERA en el exergo, pero todo ello no impidió que la moneda se vendiera a un buen precio. ¡En fin! Un desastre..
     

  • 5.- Sestercio de Nerón (Lugdunum, 54-68 d.C.). Imagen procedente del lote 65 de la subasta 220 de VAuctions (enero de 2009). El vendedor se extendió en sus explicaciones durante dos largos párrafos para justificar que la moneda no estaba retocada. A mi sus palabras no me convencieron, pero a la vista está que a otros muchos sí, ya que la pieza fue vendida por 3000 dólares USA.
     

  • 6.- Dracma de Adriano (Alejandría, 118-119 d.C.), moneda con un claro aspecto de haber sido arreglada. En este caso no se han limitado a limpiar, sino que han realzado letras y motivos de forma evidente.  
     

   
 
  • 7.- Dracma de Antonino Pío (Alejandría, 153-154 d.C.) que se vendió en la subasta 46 de Numismatica Ars Classica (abril de 2008) por la bonita suma de 1000 francos suizos, a pesar de que el vendedor indicaba claramente: "heavily tooled", es decir, fuertemente retocada. En este caso hay que reconocer que el arreglo es muy "fino" y que la pieza ha quedado muy apañada, pero si los propios coleccionistas no rechazamos estas manipulaciones, o al menos exigimos fuertes rebajas en el precio, pues... después no nos quejemos.
     

  • 8.- Sestercio claramente retocado de Faustina hija (RIC 1703). Esta imagen procede de Artemide Aste (subasta 11E, octubre de 2011, lote 383). Su precio de salida era de 500 euros y no se vendió. Es remarcable que el subastador indicaba: "Pulito con grande perizia", es decir, limpiado con gran habilidad, cuando realmente se trata de una verdadera manipulación. El estilo del pavo real es totalmente inventado y ha desaparecido la leyenda "CONSECRATIO". Por no hablar del peinado de la diva, el grosor de las letras u otros detalles.
     

  • 9.- Bronce totalmente "tuneado" de Rhescuporis II (reino del Bósforo, 211-227 d.C.). Imagen procedente de CNG (lote 163, subasta electrónica 126, noviembre de 2005).  El vendedor especificaba claramente: "fields smoothed, devices tooled" (campos repasados, motivos retocados) y en este caso la pieza alcanzó un precio relativamente bajo. Por alguna razón que desconozco, los bronces de esta zona del mar Negro casi siempre aparecen en el mercado realzados y repatinados.
     

   
 
  • 10.- Sestercio de Treboniano Galo manipulado (retocado y repatinado) para que parezca ser de Emiliano. La leyenda del anverso es ahora: "IMP CAES C IVL AEM-LIANVS PIVS AVG", un burdo apaño puesto que dicha leyenda no existe. Tampoco el busto recuerda a Emiliano, pero esta claro que intentaron revaluar la moneda pasando de un emisor relativamente sencillo a otro bastante más escaso. Me consta esta engañosa moneda se logró vender como Emiliano, pero cayó en buenas manos y no fue revendida fraudulentamente. Ahora debe de estar formando parte de una colección privada de "curiosidades". En todo caso, es una pena ver como se destrozó el sestercio inicial.
     

  • 11.- Centenional de Valentiniano (o Valente) manipulado con las leyendas de Prisco Atalo. En este caso la ganancia estaba asegurada, Prisco es uno de los emisores bajoimperiales más raros. Esta moneda apareció en la subasta nº 114 de Gorny & Mosh , lote 432, de marzo del 2002.
     

  • 12.- Bronce (AE2) de Juliano el Apóstata (Roma, 360-363 d.C.) perteneciente a las series de los "Festivales de Isis" que ha sido manipulado de forma que el flan ahora aparece redondo, cuando en realidad estaba ligeramente roto. Esta moneda es extremadamente rara, no entiendo como se atrevieron a hacer esa restauración -que a mi juicio era innecesaria- en una moneda tan importante y tan conocida en su forma original, ya que proviene de la colección de los duques de Gonzaga (finales siglo XVI -principios XVII, basta ver su peculiar resello en forma de águila) y su imagen real está en las láminas de Alföldi y en los catálogos de importantes subastas del siglo XX.

 


 

Finalizaré con otro ejemplo arqueológico. Veamos un resumen gráfico de la restauración/reconstrucción del teatro romano de Augusta Emerita (Mérida, Badajoz).

Finales del siglo XIX: Aspecto del teatro romano de Emerita antes de que comenzaran las excavaciones
Solo son visibles las ruinas de la "summa cavea", llamadas entonces popularmente "Las siete sillas"
Fuente: https://elblogdelmilano.wordpress.com
 
 
Principios siglo XX: Imágenes de las excavaciones antes de la posterior reconstrucción.
Las excavaciones del teatro romano de Emerita comenzaron en 1910 y durante décadas
se llevó a cabo la labor de reconstrucción a partir de los elementos originales del edificio.
Fuentes: http://extremadura.digital (izq.) - http://porsolea.com (dcha)
 
 
Finales del siglo XX: Estado actual del teatro romano de Mérida, ya reconstruido.
La primera representación teatral de la época moderna tuvo lugar en 1933.
Fuentes: www.antoniohernandez.es (izq.) - http://porsolea.com (dcha.)
 
Principios siglo XXI: Recreación virtual del teatro romano de Augusta Emerita (Mérida, Badajoz).
Fuente: http://porsolea.com

 


¿Quieres aprender más sobre estos temas?... Visita:

¡Ojo con las falsificaciones!  |  Patinas falsas  |  Monedas falsas de Tesorillo.com 

¿Es falso mi denario?  |  Falsificaciones de la moneda hispánica  |  Catálogo de moneda ibérica falsa

 

Juego anterior Índice nivel B Juego siguiente

Juego creado por:  mapila