Índice nivel B 

Nivel B - Iniciados

Juego nº 16B: Las monedas partidas

 

Sobre una fotografía de los restos arqueológicos del Templo de Zeus Olímpico (Olimpia, Grecia), en la que se ven algunas de las enormes columnas dóricas partidas (estas columnas tenían 10,43 m de altura, siendo su diámetro de 2,21-2,25 m en la base y 1,68 -1,72 m en la parte superior), he colocado ocho monedas antiguas que también están partidas.

Averigua cual -o cuales- de estas ocho monedas no fueron partidas intencionadamente, sino que simplemente están rotas.

 

 

Las monedas de plata han sido partidas podríamos decir que desde siempre y por todas las culturas. Las monedas entonces tenían el valor del metal propiamente dicho y no reparaban en partirlas para conseguir moneda fraccionaria. Este fenómeno, que sin embargo es poco frecuente en las monedas de oro, también fue habitual en las de bronce. Los ejemplos más abundantes de monedas partidas de bronce se encuentran en los siglos I a.C. y I d.C., y dentro de ellos suelen ser ases romanos partidos para circular como semises.

Durante el siglo I d.C. -fundamentalmente en ambientes castrenses romanos-, se solían contramarcar las monedas intentando reducir su ámbito de circulación, para hacer frente a la escasez de moneda de bronce; pero también, a veces, se partían cuidadosamente las monedas para conseguir divisores. Ambas actuaciones debieron ir unidas ya que están presentes en el mismo tipo de monedas, sin embargo debieron de hacerse por separado. Son relativamente pocas las monedas que encuentran partidas y a la vez con resellos.

 

¿Quieres saber la solución?

Pregúntale al oráculo (clic en su imagen)

 

Las monedas partidas para circular como divisores resultan relativamente apreciadas por el coleccionista, dada la curiosidad que representan; sin embargo, no deben de ser confundidas con las monedas simplemente rotas. Debemos buscar las marcas de cincel -que era la herramienta normalmente empleada-, pues es frecuente encontrar a vendedores con monedas rotas (por golpes de arados u otras causas) ofreciéndolas engañosamente como divisores.

 

Bronce provincial de Tiberio (12,73 g / 28-29 mm).
 
Moneda acuñada en Graccurris (Hispania Tarraconensis), entre los años 14-37 d.C.
Anverso: TI CAESAR DIVIni AVGusti Filius AVGVSTVS
Cabeza laureada de Tiberio, mirando hacia la derecha. Contramarca en forma de cabeza de águila.
Reverso: MVNICIPium GRACCVRRIS. Toro mitrado, estante, mirando hacia la derecha.

 


 

¿Quieres aprender más sobre el tema?... Visita:

Ver otras monedas partidas en Tesorillo.com

 

Juego anterior Índice nivel B Juego siguiente

Juego creado por:  mapila