Cuadro general de cecas

 

 

Cecas griegas y sus imitaciones

 


 

Acuñaciones de influencia griega en la Península Ibérica
Cecas y
localizaciones
Leyendas Descripciones
 Cecas griegas del golfo de Rosas

Emporion EM
EMΠ
EMΠO PIT
EMΠOPITΩN
Colonia focea fundada por massaliotas en el s. VI a.C. localizada en San Martín de Ampurias, La Escala (Gerona), que se convirtió en la ceca griega de Emporion y acuñó las primeras monedas de la Península Ibérica,
Sus primeras emisiones, que denominamos "monedas fraccionarias anteriores a las dracmas", datan tal vez de principios del siglo V a.C., o más posiblemente de mediados de ese siglo, convierten a esta ceca en la mas antigua de la Península Ibérica.
Cesó sus acuñaciones en plata a principios del siglo I a.C. y durante estos casi 4 siglos de actividad, no acuñó en oro y prácticamente casi no utilizó el bronce, siendo por tanto la dracma de plata con el Pegaso y algunos de sus variados divisores, las monedas características de esta ceca.
En los primeros años del siglo II a.C. comenzó sus series ibéricas con el nombre de Untikesken y continuó con Augusto como ceca provincial. Convertida en Municipium Emporiae, finalizó sus emisiones en fecha insegura, posiblemente con este mismo emperador o poco más tarde, con Tiberio.

Rhode POΔHTΩN Antigua colonia griega (¿rodia?) localizada actualmente en Rosas (Gerona), que durante aproximadamente un siglo, y en competencia comercial con su vecina Emporion (desde finales del s. IV a.C. hasta finales del s. III), acuñó fundamentalmente dracmas y divisores de plata e incluso algún calco de bronce.
Sus monedas características tienen el busto de Aretusa-Artemis en el anverso y la rosa (vista desde abajo) en el reverso.
Muchos siglos más tarde, Rodas volvería a emitir moneda en tiempos visigodos (c. 575 - 702).
 Imitaciones de las dracmas y divisores griegos

Varias cecas

  Tanto Emporion como Rhode o Massalia provocaron imitaciones de sus monedas entre sus pueblos vecinos, sin duda para facilitar los intercambios económicos. Pueblos galos de la Narbonense, celtas del valle del Loira y también íberos del NE peninsular, copiaron y modificaron a partir de finales del siglo III a.C. la deseada amonedación de plata de las colonias griegas, si bien estas monedas presentan leyendas griegas degeneradas, así como caracteres ibéricos o seudo-ibéricos de difícil interpretación.
Emporion fue ceca de referencia en todas la zonas citadas, Massalia fue imitada sobre todo en el NE peninsular y Rhode fue copiada en el sur galo. Los hallazgos de las copias galas de las monedas emporitanas se localizan principalmente entre los ríos Garona y Loira, en la región de los pictones, mientras que las copias de Rhode se desarrollan más al sur, entre los pueblos volcos, en la Provincia Narbonense. Los hallazgos de las copias ibéricas de estas tres cecas se han producido a lo largo de toda la zona del Levante peninsular
Las leyendas ibéricas iltirtar, iltirtasalir, ilirtasalirustin e ilirtasalirnai se han relacionado claramente con Iltirta (que incluyó el lobo en las monedas y fue la ceca con mayor volumen de estas acuñaciones); barkeno debe de ser Barcino (Barcelona); keseku, kesesalir y tarakon/tarakonsalir se asignan a Kese (Tarragona) e iltirka a Iltirkesken, con lo que se amplía la lista de leyendas descifradas.
Pero hay otros muchos topónimos como orose, olosortin, kertekunte o etokisa, que están aún sin identificar y la lista es larga, han sido catalogadas más de cien posibles leyendas en estas monedas que podemos considerar como las antecesoras del denario ibérico.
Ver: Imitaciones ibéricas de dracmas emporitanas.
Ver: Imitaciones ibéricas de dracmas emporitanas con leyendas erróneas, ilegibles o incorrectas.

 

Volver arriba


 

La moneda griega y sus imitaciones