Glosarios   
 

   

Tipos de monedas bizantinas

 

Descripciones por orden alfabético

Prácticamente todos los tipos de monedas emitidas por el Imperio Bizantino, en sus casi 1000 años de existencia.

 

 A   B   C   D   E   F   H   K   M   N   P   Q   S   T 

 

AE
trachy

En la reforma de Alejo I (1092) el tetarteron de cobre era la única moneda plana, todo el resto de metales se acuñaron en el sistema "trachy". Con el desmembramiento del Imperio bizantino, los aspron trachy de vellón van perdiendo ley. Finalmente, se acuñarían en grandes cantidades monedas con la forma cóncavo-convexa que llamamos escifulada, monedas que denominamos genéricamente AE trachy, ya que no tienen ningún rastro de plata, son simplemente cobre.
Perdurarían en circulación hasta finales del Imperio, si bien, dejaron de acuñarse a finales del mismo siglo XIII, en tiempos de Andrónico II. Ver Constantinata.

Asper

Del griego "aspron", que significa literalmente blanco. Conocido también como "trikephalon", el asper es la moneda de plata característica del Imperio de Trebizonda, suele llevar la imagen de San Eugenio, el patrón de Trebizonda, tiene un peso entre 1 y 2,9 gramos y una forma tanto plana como escifulada, dependiendo de los diferentes reinados.
Esta moneda de gran pureza tuvo mucha aceptación, siendo acuñada en las zonas cercanas por otros pueblos, como los turcos.

Aspron
trachy

Aspron trachy es un término utilizado para designar diversas monedas del Imperio bizantino, siempre con la característica forma cóncavo-convexa que denominamos escifulada, y formando parte de la serie "trachy" creada en la reforma de Alejo I del año 1092. Estas monedas podían ser de electrum, de vellón y muy raramente de plata.
El hyperpyron trachy de oro equivalía a 3 aspron trachy de electrum o 48 aspron trachy de vellón. Este sistema tuvo una vigencia legal durante todo el siglo XII aunque tanto el vellón como el electro fueron devaluados y la moneda de electro no sobreviviría a la catástrofe del 1204 (el desmembramiento del Imperio bizantino como consecuencia directa de la toma de Constantinopla por las tropas latinas de la Cuarta Cruzada).
Ver: La técnica de acuñación de los trachy.

"Assaria"

Plural de assarion.

"Assarion"  

Pequeña moneda de bronce usada localmente en las provincias de Moesia Inferior y Tracia bajo la dominación romana.
Casi mil años después, a finales del siglo XIII y en tiempos del emperador bizantino Andrónico II, el tetarteron es sustituido por una nueva pieza de bronce denominada assarion, de poco peso y descuidada acuñación, pero que se convirtió en la más importante moneda de bronce del sistema, perdurando hasta el cambio monetario de mediados del siglo XIV, durante el gobierno conjunto de Juan V y Juan VI, en donde aparece el follaro y se consolida el "tornese".

"Basilikon"

El basilikon (palabra que significa imperial en griego) era una delgada moneda bizantina de plata que trató de revivir el antiguo miliaresion, inicialmente de gran pureza y de casi 2 g de peso, fue introducida por Andrónico II y su hijo Miguel IX, con un valor de 1/12 de hyperpyron. Sería utilizada durante el siglo XIV con sus divisores, el basilikon reducido y el medio basilikon, en doble serie de plata y vellón, equivaliendo este último a 1/24 de hyperpyron.
Esta moneda era copia de los tipos occidentales: ducados, "grosso" o matapanes, que se acuñaban por entonces en Venecia.

Bula  - "Bulla" Ver sello.
Constantinata

Nombre que reciben las abundantes monedas de vellón muy bajo ("AE trachy") que fueron acuñadas durante la dinastía de los Angelos (finales del siglo XII) por llevar en ellas la imagen de San Constantino. Estas monedas fueron abundantemente copiadas durante la ocupación de Constantinopla por las tropas latinas de la Cuarta Cruzada y seguirían circulando hasta la caída del Imperio.

"Decanummium"

Moneda de bronce nacida como resultado de las reformas monetarias del finales del siglo V y acuñada durante el Imperio bizantino. Divisora del follis, se marcaba con el numeral griego "I" en el reverso y tenía un valor de 10 "nummi". Durante el siglo VIII los divisores del follis desaparecen casi por completo, dejando al follis casi tres siglos como única moneda de bronce oficial.

"Decargyrus" Nombre que recibe la moneda de plata más conocida como 1/2 silicua.

Doble miliaresia

Ver hexagramma.

Dodecanummium Moneda bizantina que aparece sobre el año 525 y se acuña solamente en el taller monetario de Alejandría.

Escrúpulo

Ver "scripulum".

Follaro

Pequeña moneda cobre bizantina que sustituyó al assarión, en tiempos de gobierno conjunto de los emperadores Juan V y Juan VI (mediados del s. XIV) y que perduró hasta la desaparición del Imperio (mediados del s. XV). El nombre deriva de las piezas con un hoja o follaje ("folium") acuñadas anteriormente en la Sicilia normanda.

Follis

El término follis, proviene del griego "phollis" y en latín significa saco o bolsa aludiendo al saco sellado en que los militares guardaban las monedas.
Moneda base de la reforma del emperador romano Diocleciano que fue perdiendo su recubrimiento de plata, su peso y su tamaño. La nomenclatura de esa época es incierta, tal vez deberíamos llamar más propiamente "nummus" a esta moneda, que fue sustituida por el centenional después de la reforma de Constantino.
Con la reforma monetaria de finales del siglo V del Imperio bizantino, el follis reaparecería con fuerza con un valor de 40 "nummi" convirtiéndose en la moneda básica de cobre/bronce, estando marcada por el numeral griego "M" o por los latinos "XXXX" en el reverso, y perdurando hasta finales del siglo XI. Sus divisores son abundantes, destacando el medio follis, decanummium y pentanummium (ver nummus).

Follis
anónimo

Los abundantes follis anónimos bizantinos de tipo religioso aparecieron durante el reinado de Juan I (969-979) y perduraron más de un siglo; con la figura de Jesucristo Emmanuel (Pantocrátor) de frente, no suelen indicar lugar de acuñación ni el emisor por lo que los dividimos en clases:  A, B, C, D, E, para intentar delimitar la época.
El pantocrátor (del griego panto-krator = todopoderoso), se aplicó a Zeus en la mitología griega, pero en la cultura cristiana se utiliza para referirse al Dios Padre omnipotente o a Cristo, quién apareció por primera vez en monedas de oro durante el primer reinado de Justiniano II (685-695).
"Hexagramma"

Del griego "exagramma", es el nombre dado a una moneda bizantina de plata, con un peso teórico de seis escrúpulos (6,81 g), siendo realmente de alrededor de 6,5 g., que se comienza a acuñar durante el reinado de Heraclio (610-641). Conocida también como doble miliaresia ya que dobla el peso del rarísimo por entonces miliarense. Su vida fue ciertamente corta, ya que solo perduró con regularidad hasta Constantino IV (668-685), siendo su valor efectivo el de un doceavo de sólido.

Histamenon
nomisma / escifulado

En griego "histamenon", significa literalmente normal o bien de peso justo. El histamenon toma el lugar del sólido como patrón de peso de la moneda de oro durante el reinado de Nicéforo II (963-969) y continúa acuñándose en el Imperio bizantino hasta la reforma de Alejo I (1092), quien introdujo las series de monedas tipo trachy.
Esta moneda plana la denominamos histamenon nomisma o stamenon nomisma, pero como consecuencia de su menor peso (4,40 g) el flan monetal es más delgado y al tener la moneda mayor diámetro se deforma (se curva) durante la acuñación, adquiriendo una característica forma cóncavo-convexa. En esos casos la llamamos histamenon nomisma escifulado.
También se conocen algunas acuñaciones de histamenon nomisma (normalmente escifulado) en electrum y más escasamente en plata, durante el tránsito del siglo XI al XII.

Hyperpyron
trachy

En griego "yperpyron", es la moneda básica de oro en el Imperio bizantino creada en la reforma de Alejo I en el año 1092. Tenía 21 quilates de oro fino en sus primeras emisiones y sustituyó al histamenon nomisma como moneda referencia de oro.
Siempre con la característica forma cóncavo-convexa que denominamos escifulada, y formando parte de la serie "trachy", superó continuas devaluaciones perviviendo casi tres siglos, hasta tiempos de Juan V (1347-1353) en donde se adoptó el monometalismo de plata.
Al adoptar el monometalismo de la plata, Juan V (1354) crea una nueva moneda de gran tamaño y peso, que se denomina "medio hyperpyron" o "stavraton". Ver "stavraton".

"Keration"

Ver silicua.

Medio basilikon Ver "basilikon".
Medio hyperpyron Ver "stavraton".

Miliarense
"Miliarensis"

Del latín "miliarensis", el miliarense fue una moneda de plata introducida por el emperador romano Constantino I, que equivalía a 1/1.000 libras de oro (de ahí su nombre), con un peso de 4,5 g.
Continuó acuñándose esporádicamente en los primeros reinados del Imperio bizantino y fue reduciendo su peso hasta los 3-3,5 g, siendo entonces denominado miliarense ligero.

Miliaresia Plural de miliaresion.

Miliaresion

Moneda de plata del Imperio Bizantino que ronda los 2 g de peso, introducida por León III (717-741) y que perduraría hasta la reforma de Alejo I (1092). Las fracciones de esta moneda existen, incluso en vellón, pero son rarísimas.
El nombre se deriva del griego "miliaresion" que indica la equivalencia entre 1000 de estas piezas de plata y una libra de oro. Equivalencia simplemente teórica que realmente no fue válida.
Como moneda física el miliaresion desaparece en el siglo XI, pero continuó utilizándose la misma palabra como moneda de cuenta.

"Nomisma"

Es el nombre griego del sólido o moneda básica de oro. Acuñado desde tiempos de Constantino el Grande para sustituir al áureo, fue utilizado profusamente por el Imperio bizantino bajo los nombres de histamenon nomisma y tetarteron nomisma, perdurando hasta bien entrada la Edad Media.

"Nummi"

Plural de "nummus".

"Nummus"

Vocablo de origen griego "noummia / nummia" que literalmente significa pequeño, con el que los romanos denominaban genéricamente al dinero o más exactamente a la moneda, a las piezas metálicas acuñadas y por lo tanto, era sinónimo de "Moneta". En el Imperio bizantino los "nummi" fueron muy utilizados como unidad de cuenta, sus múltiplos son muy abundantes, tanto en bronce como en plata y suelen estar marcados con numerales griegos.
Entre la gran variedad existente, destacamos:
- Bronce: 2, 4, 5 (pentanummium), 8, 10 (decanummium), 12 (dodecanummium), 16, 20 (medio follis), 30 (3/4 de follis), 33 y 40 nummi (follis).
- Plata: 100, 120, 250 nummi.
Los pueblos bárbaros (ostrogodos, vándalos, etc.) también acuñarían múltiplos del nummus, pero utilizando normalmente los numerales latinos para indicar su valor.

"Pentanummi"
"Pentanummia"
Plural de "pentanummium".
"Pentanummium"
Moneda de bronce nacida como resultado de las reformas monetarias del finales del siglo V y acuñada durante el Imperio bizantino. Divisora del follis, se marcaba con el numeral griego "E" en el reverso (a veces con el numeral latino "V") y tenía un valor de 5 "nummi".
Durante el siglo VIII los divisores del follis desaparecen casi por completo, dejando al follis durante tres siglos como la única moneda de bronce oficial, si bien, debemos exceptuar las pequeñas monedas fundidas características de la ceca de Querson / Cherson (península de Crimea), en donde se acuñaron bronces de 8 pentanummi, 4 pentanummi y otros valores aún más pequeños.
Politikon

Moneda de vellón acuñada en el ocaso del Imperio bizantino (mediados del siglo XIV) seguramente para el pago de los mercenarios latinos. En realidad se trata de un "tornese" que presenta la leyenda "Politikon".

Quilate

Ver "siliqua".

"Scripulum"
"Scrupulum"

Procedente del latín "scripulum" y del griego "gramma", es un pequeño valor del sistema ponderal romano que equivalía a 1/24 parte de la uncia, es decir a 1,137 g.
El escrúpulo fue una moneda de oro creada en la reforma de Constantino y posteriormente, en el Imperio bizantino se acuñaron monedas de plata de seis escrúpulos (el denominado "hexagramma").

"Sello" Sello es toda pieza de plomo u otro material, que lleva estampadas figuras o signos, con la que se intenta proteger (sellar) algún documento o envío de cualquier otra índole. Llamamos sigilografía (sigillum significa sello en latín) al estudio sistemático de los sellos.
Bula procede del latín "bulla", término que hace referencia a un objeto redondo o medalla que portaban al cuello, en la Antigua Roma, los hijos de las familias nobles hasta el momento en que vestían la toga. En el siglo VI se comenzó a utilizar un sello circular generalmente de plomo, aunque en ocasiones muy solemnes podía utilizarse el oro, como medio de autentificar ciertos documentos. Este sello, no el documento en sí, recibió el nombre de bula. En la Edad Media una bula es un documento sellado sobre asuntos políticos o religiosos. Si está autentificado con el sello papal, recibe el nombre de bula papal o bula pontificia.
La sigilografía puede considerarse una disciplina arqueológica auxiliar de la historia. Lo principal en el sello son las figuras y signos que ostenta, ya que siempre se corresponden con las ideas, costumbres y progreso artístico de su época, además de con las formas y el gusto de la persona a que se refieren.
Profusamente utilizados en el Imperio Bizantino, la época de florecimiento de los sellos o bulas coincide con la Edad Media, época en la cual el sentimiento religioso y caballeresco daban vida y expresión a todos los objetos de arte, aun a los más vulgares y ordinarios.

"Semissis"

Del griego "semission", moneda de oro introducida en la reforma de Constantino el Grande, equivaliendo a 1/2 del sólido áureo o 12 silicuas, con un peso de 2,27 g.
Continuó acuñándose durante gran parte del Imperio bizantino, hasta la reforma de Alejo I (1092), si bien al final acabó perdiendo ley y siendo de electrum.

Silicua
"Siliqua"

Como unidad de peso del sistema griego, se introdujo en Roma en la época del Imperio la silicua (en griego "keration") que equivalía en todo el Mediterráneo desde muy antiguo a 0,189 g (el peso de la semilla del algarrobo) y de ahí se dedujo el quilate, una medida para indicar la pureza de los metales.
Actualmente seguimos midiendo la pureza del oro con el patrón de los 24 quilates y el peso de las gemas preciosas  también lo indicamos en los antiguos quilates (0,2 gramos) provenientes de las curiosamente constantes semillas de algarrobo.
Unidad de cuenta romana equivalente a 1/24 de sólido áureo, medio miliarense o 83,33 denarios y se mantuvo así en la reforma de Constancio II. Se acuñaron también subdivisiones de 1/2 silicua y 1/3 de silicua.
En los dos primeros siglos del Imperio bizantino continuó acuñándose esta moneda de plata con el valor de 1/24 del sólido, es decir, 300 nummi. La amonedación en plata fue siempre (salvo en los últimos años de este Imperio) de poca importancia y por ello, estas monedas son más raras que las de oro. Existieron varios divisores, la 1/2 silicua llamada también "decargyrus" y las fracciones de 1/3, 1/4 y 1/8, que acuñadas en los talleres monetarios de Ravenna y Cartago, suelen llevar marcado en numerales griegos su valor en nummi.

"Solidi"

Plural de "solidus".

Sólido
"Sólidus áureus"

El sólido es la moneda de oro de 4,548 g (1/72 libras romanas) que sustituyó al áureo de 5,4 g con la reforma de Constantino el Grande.
El sólido áureo, equivalía a 24 silicuas (pesaba 24 quilates) o 2.000 denarios. Se mantuvo en la reforma del emperador romano Constancio II y circuló desde el comienzo del Imperio bizantino (su nombre en griego era "nomisma") hasta mediados del siglo X.
Desde Justiniano I hasta Constantino IV (entre 527 y 685) existe un sólido ligero, de peso reducido (alrededor de 3,75 g.), con un patrón de 20 quilates, es decir 4 menos de los normales, que generalmente se marcaban con alguna señal especial, como por ejemplo OBXX (oro de 20).
A partir de Constante II (641-668) aparece el denominado sólido globular, una moneda de oro que mantiene su peso oficial pero reduce el tamaño hasta los 11 mm de diámetro, con lo que su grosor es mucho mayor del habitual. El histamenon tomaría el lugar del sólido como patrón de peso de la moneda de oro, durante el reinado de Nicéforo II (963-969).

Stamenon
nomisma
Ver "histamenon nomisma".

"Stavraton"

Los últimos emperadores de la dinastía de los Paléologos, al abandonar la acuñación en oro en 1354, adoptan el monometalismo de la plata y emiten una nueva unidad de gran tamaño y peso que se denomina "hyperpyron", sin embargo nunca debió llegar a acuñarse, conociéndose tan solo sus divisores: el "stavraton" o medio "hyperperon", que a su vez, tenía como divisores el 1/2 de "stavraton" y 1/8 de "stavraton".
Desaparecido -por razones obvias de empobrecimiento del Imperio- el oro, estas monedas de plata con la imagen del emperador y el busto de Cristo, van perdiendo ley y peso (de 8,6 a 7 g) pero perviven hasta 1453, fecha en la que tiene lugar el desmoronamiento total de Bizancio, a manos del sultán otomano Mohamed II.

Tetarteron

Moneda de cobre de peso entre 2 y 5 g. acuñada en el Imperio bizantino a partir de la reforma de Alejo I (1092) hasta tiempos de Andrónico II (1282-1328), cuando fue sustituida por el assarión. Tomó su nombre de la pieza de oro existente anteriormente (tetarteron nomisma) ya que tenía similares dimensiones. En tiempos de Juan II (1118-1143) apareció un medio tetarteron de cobre.

Tetarteron
nomisma

En griego "tetarteron", indica de menor peso. El tetarteron nomisma es una moneda de oro (alrededor de 4,05 g) del Imperio bizantino que tiene un doceavo de peso menos que el histamenon y se acuñó a partir del reinado de Nicéforo II (963-969) perviviendo hasta la reforma de Alejo I (1092), quien introdujo las series de monedas cóncavo-convexas que denominamos escifuladas (del tipo trachy).

Tornés
"Tornese"

Moneda de vellón del Imperio bizantino acuñada desde tiempos de Andrónico II (tránsito del los siglos XIII al XIV) hasta la desaparición del Imperio a mediados del siglo XV. El "tornese" recibe su nombre debido a que son piezas acuñadas por el "denier tournois" de la Grecia Franca, un torno que sustituiría a la vieja acuñación a martillo que se seguía utilizando en Bizancio y que también daría nombre a otras monedas medievales de Occidente.

Trachy

Del griego "trachy", su verdadero significado es el de áspero, rugoso, sin embargo se utiliza este término para referirse al tipo de monedas bizantinas que tienen la característica forma cóncavo-convexa, que denominamos de copa o escifulada.
Generalmente se utiliza con el nombre de la moneda en particular, así decimos: AE trachy, aspron trachy, hyperpyron trachy, etc.

Trémisis
"Tremissis"

"Triens"
Tremis
Triente

Del latín "tremissis / triens", en griego "trimission" y en español trémisis o triente, todas esas palabras son equivalentes y representan tercera parte de algo.
Inicialmente, el triente o "triens" era una moneda de la República Romana de bronce, de pequeño tamaño y equivalía a 1/3 del as libral, es decir, a 4 onzas.
El trémisis o "tremissis" fue una moneda de oro acuñada a partir del emperador romano Constantino el Grande con valor de una tercera parte de un sólido áureo y continuó acuñándose durante durante gran parte del Imperio bizantino, hasta la reforma de Alejo I (1092). También se conocen (a finales del siglo VII) escasos trémisis de electrum.
Del mismo modo, con las palabras "triens" / tremis / triente denominamos a las monedas de oro visigodas, monedas que en principio eran simple imitación de los "tremissis" romanos o bizantinos.

"Trikephalon" Ver asper.

  Nota) Los términos latinos, griegos, etc. figuran "entrecomillados" 

 

Ver monedas bizantinas ordenadas por tipos / metales
Ver algunas monedas bizantinas ordenadas cronológicamente
Ver links, mapas y bibliografía numismática del Imperio Bizantino
Ver marcas, contramarcas y monogramas en las monedas bizantinas

 

 Otros GLOSARIOS de esta WEB 
Glosario de numismática antigua
Tipos de monedas antiguas
Algunas divinidades
 Alegorías y animales mitológicos
Tipos de monedas españolas