Bizancio  |   Artículos

 


MARCAS, CONTRAMARCAS Y MONOGRAMAS
EN LAS MONEDAS BIZANTINAS (1)

 

  Parte 1: Marcas y contramarcas   Parte 2: Monogramas

 

 

Introducción

La amonedación del Imperio Bizantino es realmente sorprendente, las denominaciones de las monedas bizantinas superan el medio centenar y la iconografía es mucho más variada de lo que en principio se podría pensar. No en vano este imperio perduró durante casi 1000 años y fue protagonista de acontecimientos tan destacados como la expansión del Islam, el comercio con Oriente o la llegada de las Cruzadas a sus dominios.

Si algo nos llama la atención al acercarnos a la numismática bizantina son las representaciones cristianas que nos muestran las imágenes de Jesucristo, la Virgen, e incluso las de algunos santos como San Eugenio o San Constantino y arcángeles como San Miguel. Después, posiblemente repararemos en unas grandes letras que ocupan la mayor parte del diseño del reverso de las monedas, que en realidad son simples marcas de valor. Probablemente también nos sorprendan las interesantes composiciones con letras anexadas que denominamos monogramas. Todos estos aspectos ya habían estado presentes en la numismática romana (no en vano, los bizantinos son sus directos herederos), pero de forma muy esporádica, casi imperceptible. Además, un fenómeno siempre interesante es el de las monedas contramarcadas y Bizancio tampoco fue ajeno a ellas, aunque en este caso, en menor medida que Roma.

El objetivo de este -divulgativo- artículo es precisamente el de mostrar agrupadas dichas marcas, contramarcas y monogramas de las monedas bizantinas.

 

Abreviaturas y representaciones

Las abreviaturas empleadas en este artículo son:

  • S-xx: para indicar el libro de David R. Sear: "Byzantine Coins and Their Values", 2ª edición, Londres 1996, y su número de referencia

  • DO-xx: para indicar el número del catálogo de P. Grierson, A.R. Bellinger and M.F. Hendy: "Catalogue of the Byzantine Coins in the Dumbarton Oaks Collection and in the Whittemore Collection" (Vol. I a V), Cambridge, MA (USA), 1968-2006.

Para diferenciar los distintos metales de las monedas hemos utilizado las siguientes representaciones:

Oro   Las monedas de oro se representan con fondo amarillo
Plata   Las monedas de plata se muestran con fondo verde
Vellón   Las monedas de vellón se indican con fondo gris
Bronce y cobre   Las monedas de bronce y cobre aparecen sin fondo

 

I - Marcas bizantinas

El emperador Anastasio (491-518) llevó a cabo la reforma monetaria en las piezas de bronce que marcó el final de las diminutas emisiones tardorromanas y dió paso a las series propiamente bizantinas. (Históricamente no existe esta clara división, los emperadores se seguían considerando a sí mismos como sucesores del Imperio Romano). Las monedas de bronce aumentaron muchísimo su tamaño e incluyeron marcas de valor (M, K, I, etc.) que favorecieron grandemente el comercio.

Con esta reforma monetaria, el antiguo follis de Diocleciano reaparecería con fuerza a finales del siglo V, con un mayor tamaño y con el valor de 40 nummi,  convirtiéndose en la moneda básica de cobre del Imperio Bizantino y perdurando hasta finales del siglo XI.

Las marcas de valor normalmente eran en numerales griegos, pero en ocasiones también vemos números romanos. Del mismo modo, usualmente se aplicaban en los bronces pero a veces las encontramos en monedas de plata.

Existen además otro tipo de marcas que son cronológicas, que nos muestran el año de reinado del emperador o el periodo de indicción.

 
Ia - Marcas de valor en griego
1 nummus
(fracción de follis)
2 nummi
(fracción de follis)
3 nummi
(fracción de follis)
4 nummi
(tetranummium)
5 nummi
(pentanummium)
5 nummi
(pentanummium)
6 nummi
(fracción de follis)
8 nummi
(fracción de follis)
10 nummi
(decanummium)
12 nummi
(dodecanummium)
16 nummi
(fracción de follis)
4 pentanummium
(medio follis)
20 nummi
(medio follis)
30 nummi
(3/4 de follis)
33 nummi
(fracción de follis)
8 pentanummium
(follis)
40 nummi
(follis)
40 nummi
(follis)
120 nummi
(fracción silicua)
120 nummi
(fracción silicua)
125 nummi
(fracción silicua)
250 nummi
(fracción silicua)

    - Las denominaciones 16, 8 y 2 nummi son específicas de Tesalónica.

    - La denominación 4 nummi es específicas de Tesálonica y Carthago Spartaria.

    - Las denominaciones 33, 12, 6 y 3 nummi son específicas de Alejandría.

    - Las denominaciones de 4 y 8 pentanummium son específicas de Cherson.

 

Ib - Marcas de valor en latín
5 nummi
(pentanummium)
10 nummi
(decanummium)
10 nummi
(decanummium)
20 nummi
(medio follis)
30 nummi
(3/4 de follis)
40 nummi
(follis)
40 nummi
(follis)
100 nummi
(fracción silicua)
200 nummi
(fracción silicua)

 

Ic - Marcas cronológicas (año de reinado)

Esta indicación temporal se aplica en el reverso de algunas unidades de bronce (follis), no en sus divisores. Lógicamente cuando existe resulta extremadamente útil para datar correctamente las monedas bizantinas.

Año 1º ANNO I Año 11º ANNO XI
Año 2º ANNO II Año 12º ANNO XII
Año 3º ANNO III Año 13º ANNO XIII
Año 4º ANNO IIII Año 14º ANNO XIIII
Año 5º ANNO Año 15º ANNO X
Año 6º ANNO ς Año 16º ANNO X ς
ANNO I ANNO X I
Año 7º ANNO ς I Año 17º ANNO X ς I
ANNO II ANNO X II
Año 8º ANNO ς II Año 18º ANNO X ς II
ANNO III ANNO X III
Año 9º ANNO ς III Año 19º ANNO X ς III
ANNO IIII ANNO X IIII
Año 10º ANNO X Año 20º ANNO XX
 
Y así sucesivamente...

 

Id - Marcas cronológicas (año de indicción)

Los años de indicción se indican en algunas monedas de oro y en especial en las acuñadas en Cartago, aunque también existe algún bronce indicando su año de indicción (ver Sear 558). Esta marca indica periodos fijos de 15 años y por lo tanto no coincide con los años de reinado de cada emperador. Normalmente se coloca en el campo del reverso, y a veces al final de la leyenda, por ejemplo: VICTORIA AVGG IE.

  Indicción 1 A Indicción 6 ς Indicción 11 IA
  Indicción 2 B Indicción 7 Z Indicción 12 IB
  Indicción 3 Γ Indicción 8 H Indicción 13
  Indicción 4 Δ Indicción 9 Θ Indicción 14
  Indicción 5 E Indicción 10  I Indicción 15 IE

 

II - Contramarcas bizantinas

El fenómeno del contramarcado de las monedas de bronce bizantinas está prácticamente limitado a un corto periodo de tiempo (630-640), durante el reinado del emperador Heraclio. Como ocurriera en otras amonedaciones antiguas, la escasez del numerario circulante, propiciada por épocas de inestabilidad o guerras y la necesidad de abastecer a la tropa, fueron las causas fundamentales de estas prácticas. Serían la invasión árabe de Siria y Palestina (633-641) y la falta de cecas en Occidente, los hechos que motivaron que en los años treinta del siglo VII se concentren la gran mayoría de monedas contramarcadas por autoridades imperiales durante del periodo bizantino. Las contramarcas de otras zonas como Bósforo o Chipre también pertenecen a esta misma época, pero son mucho más escasas, menos relevantes. (Nota: Aquí nos referimos a Siria como la antigua provincia romano-bizantina que hoy comprendería los vastos territorios de Siria, Líbano, Israel, Jordania y SO de Turquía).

El único ejemplar conocido desde principios del siglo VIII hasta mediados del XI, es un follis de Tiberio III contramarcado con una gran letra B que fue encontrado en el Bósforo, por lo que podría hacer referencia a Basilio I (867-886), pero es una pieza dudosa y al no conocerse el entorno arqueológico del hallazgo no se considera una atribución segura.

Destaca en el siglo XI la relativa abundancia de contramarcas islámicas (con caracteres arábigos) sobre monedas bizantinas, fundamentalmente sobre los denominados follis anónimos (S-1813, 1818, 1823, 1825, entre otros). A mediados del siglo XI, los turcos selyuquíes que se habían expandido desde el mar de Aral hasta la península de Anatolia formando la primera dinastía importante turco-musulmana, encontraron una forma sencilla (y barata) de obtener nuevo numerario, simplemente contramarcaron las monedas bizantinas circulantes en la zona. No parece les importara que estas monedas presentaran el típico busto nimbado de Cristo Emmanuel de frente (Pantocrátor) o la imagen de la Virgen María. Alrededor del 20% de los más de 12.000 follis anónimos bizantinos encontrados en el "Tesoro de Mardin", muestran estas contramarcas islámicas.

 

Contramarcas bizantinas (Grupos I- XI)
- Grupo I -

Cherson
Heraclio

Contramarca con el monograma de Heraclio, correspondiente al nº 32 de Sear (1996: 32), que se encuentra sobre el anverso de algunos 8 pentanummia de Heraclio (610-641) acuñados en Cherson (S-605, 606 y 926).

- Grupo IIA -

Sicilia
Heraclio

Busto de Heraclio con su monograma (anverso) y letras SCLs (reverso). Contramarcas que se aplicaron en Sicilia, alrededor de los años veinte del s. VII, sobre anteriores follis de Anastasio, Justino I y Justiniano (S-882). (Monograma nº 22 de Sear).

- Grupo IIB -

Sicilia
Heraclio y
H. Constantino

Bustos de Heraclio y Heraclio Constantino (anverso) y SCLs (reverso). Contramarcas que se aplicaron en Sicilia, alrededor de los años treinta del s. VII, sobre anteriores follis de Heraclio y su hijo Heraclio Constantino (S-883).

- Grupo IIC -

Sicilia
Heraclio y
H. Constantino

Bustos de Heraclio y Heraclio Constantino (anverso) y monograma de Heraclio con las letras SCs (reverso). Contramarcas que se aplicaron en Sicilia, alrededor de los años treinta del s. VII, sobre follis de Heraclio y su hijo (S-884). (Monograma nº 22 de Sear).

- Grupo IIIA -

Siria / Palestina
Heraclio

Monogramas de Heraclio (nº 33 y 34 de Sear). Contramarcas que se aplicaron en Siria, Palestina o Chipre según Sear (1996: 197), quizás en  Palestina de acuerdo a W. Schulze et alii (2006: 1), en los años treinta del s. VII, sobre follis y 1/2 follis emitidos entre Justino I y Heraclio (518-641), si bien la mayoría de las veces son follis de Heraclio acuñados entre 620 y 626.

- Grupo IIIB -

Siria / Palestina
Heraclio

Monogramas de Heraclio (nº 21 y 22 de Sear). Contramarcas similares a las anteriormente descritas que se aplicaron en los años treinta del s. VII, sobre follis y 1/2 follis emitidos entre Justino II y Heraclio (565-641). Como en el caso anterior, la mayoría de las veces son follis de Heraclio acuñados entre 620 y 626.

- Grupo IV -

Siria
Heraclio

Monogramas de Heraclio, correspondientes a los nº 29 y 30 de Sear. Contramarcas aplicadas en Siria entre los años 630 y 636, sobre anteriores follis y 1/2 follis de Heraclio (620-626). En ocasiones estas contramarcas se combinaron con una del Grupo V en el reverso.

- Grupo V -

Siria

Monograma que no figura en Sear, supuestamente de Heraclio Constantino, Heraclonas o Constante II. Contramarcas aplicadas en Siria según W. Schulze et alii (2005: 28), en los años treinta del s. VII, sobre anteriores follis de Heraclio (620-626). En ocasiones esta contramarca se combinó con una del Grupo IV en el anverso.

- Grupo VI -

Siria

No parece claro si esta contramarca que representa un animal (¿león?) fue utilizada por autoridades bizantinas o islámicas. Debe de corresponder a la misma zona (Siria) y al mismo periodo (años treinta del siglo VII). Se conoce sobre unas pocas monedas, concretamente en seis follis y un 1/2 follis acuñados todos ellos por Heraclio entre 620 y 626.

- Grupo VII -

Siria

 Contramarca identificada con San Jorge, que aparece tan solo sobre tres follis (uno de Justino I y dos de Mauricio Tiberio). Resello datado durante las campañas de Heraclio (634-636) y correspondiente a la zona de Siria.

- Grupo VIII -

Chipre
Constante II

Contramarca con los monogramas de Constante II (Sear 35 y 36) que se aplicó sobre bronces de Constante II de Constantinopla (S-1000, 1004, 1005A, 1006, 1007, 1008, 1009, 1010, 1013, 1014, 1020, 1023 y 1025) y Cartago (S-1059). Estas utilizadas en Chipre, durante los años treinta del s. VII, normalmente sobre follis y 1/2 follis de este mismo emisor.

- Grupo IX -

Palestina

Contramarca con un águila con las alas curvadas, que Sear (1996: 197) menciona sobre algunos follis de Justiniano, indicando que provienen de Egipto. Según W. Schulze (2009: 113) se aplicaron en Palestina, entre los años 637 y 640, siempre sobre el reverso de follis de Justino I, Justiniano I, Mauricio Tiberio y tal vez de Heraclio.

- Grupo X -

Norte de Siria
Letras griegas

Las contramarcas con letras griegas fueron aplicadas a finales del siglo VII y/o principios del VIII, en la zona fronteriza el norte de Siria, desconociéndose si lo hicieron autoridades bizantinas o islámicas, ya que aparecen tanto sobre follis bizantinos de Constante II, como sobre todo en los felúses árabe-bizantinos. Ver W. Schulze (2005: 54-56).

- Grupo XI -

Siria / Anatolia
Letras árabes

Las contramarcas islámicas sobre los follis anónimos bizantinos del siglo XI resultan muy variadas. A la izquierda pueden verse tan solo algunos ejemplos de contramarcas usadas por los turcos selyuquíes durante su expansión. Para más información, ver este artículo de Serkan Kiliç (2014: 179-189) y los diferentes trabajos existentes sobre el "Tesoro de Mardin".

 


Ver parte II

 

 


Otros artículos / libros de

Tesorillo.com
 
Alegoría de Hispania
Algunas imitaciones singulares:
El caso de la enigmática evolución de los AE2 del tipo REPARATIO REIPVB
Algunos denarios forrados singulares
Apertura de la exposición Edouard Louvet - BCP (Lima)
Catálogo de las monedas romanas emitidas en el siglo IV durante los Festivales de Isis
Catalogue of Festival of Isis Coinage. Rome, fourth century A.D.  
Cecas del Bajo Imperio romano (313-498)
Contramarcas en las monedas de Hispania Antigua
Dificultades que plantea el estudio de la historia monetaria sueva
Dos piezas singulares: Un enigmático uso de la contramarca "CR"
Errores y defectos en la numismática antigua
¿Es falso mi denario? Guía para la autentificación de las monedas de plata de la Antigüedad
Estateras de plata de los sátrapas persas de Tarsos (Cilicia)
Galería de bronces del Bajo Imperio
Galería de contramarcas hispánicas
Guía de identificación de las monedas de bronce del Bajo Imperio romano
Identifying Late Roman Bronze Coins  
Introducción a la numismática antigua
Jinetes sin escudo. Las representaciones ecuestres de la Citerior
Juegos de numismática antigua
La acuñación de oro en la Antigüedad
La moneda romana: Su clasificación y estudio por medio de Internet (UNED - Mérida)
Lanuvium: cuna de siete familias de monederos republicanos
Las Casas de Moneda españolas en América del Sur
Las monedas bilingües en la Antigüedad
Las monedas de "Iberia-Hispania-Spania"
Las monedas forradas en la Antigüedad
La traducción de las palabras codificadas: AEQVITI, IOBI y HPKOYΛI
Last Civic Coinages of The Roman Empire (c. 312 A.D.)  
Mapas históricos del Bajo Imperio romano
Marcas, contramarcas y monogramas en las monedas bizantinas
Marcas, contramarcas y reacuñaciones en las monedas de la Antigüedad
Nuevo denario de las Guerras Civiles (68-69 d.C.)
Presentación de Tesorillo.com en la revista "El Quinzet" - PDF
Representaciones arquitectónicas en las monedas de Hispania
Sistemas de representación arquitectónica en la numismática romana
Técnicas instrumentales aplicadas a la metalurgia numismática
Últimas acuñaciones cívicas del Imperio Romano (c. 312 d.C.)
Una moneda singular:
AE norteafricano contramarcado con la "cabeza de águila" de la Tarraconense
Una moneda singular: ¿Cuántos siglos separan al emperador de su león rampante?

 

   mapila   -  Javi