Índice de artículos

 

La traducción de las palabras codificadas: AEQVITI, IOBI y HPKOYΛI

 Por Gert Boersema 

 

 

INTRODUCCIÓN

Al igual que muchos coleccionistas de monedas antiguas, tan pronto como leí algo acerca de las denominadas "series de monedas codificadas" de los emperadores Probo, Diocleciano y Maximiano, me interesé por estas monedas. Además de la breve introducción del RIC, existe gran cantidad de información disponible en Internet. Sin embargo, la pregunta de qué significan exactamente las palabras en clave: AEQVITI, IOBI y HPKOYΛI (o más bien, qué posibles traducciones pueden ser ofrecidas) se mantiene. En este artículo voy a tratar de hacer un breve estudio sobre las varias traducciones posibles para estas palabras codificadas. También voy a tratar de evaluar las evidencias a favor y en contra, y a ofrecer algunas reflexiones propias[1].

 

I - AEQVITI, AEQVIT y EQVITI

Para el emperador Probo, la palabra "AEQVITI" aparece codificada de diversas formas, en cuatro series de antoninianos acuñados por las cecas de Roma y Ticinum, entre los años 280-282. Roma indica siempre AEQVITI, mientras que Ticinum usa las otras dos formas: AEQVIT y EQVITI. En este artículo me centraré en las posibles traducciones de dichas palabras en clave. Chip Scoppa ya ha escrito dos excelentes artículos sobre estas series de monedas (ver "links"), así que no entraré en más detalles sobre su composición aquí.

Moneda nº 1 (foto del autor):
Antoniniano de Probo, 3ª oficina de Ticinum. Letra V en el campo (EQVITI).

Hay dos posibles raíces de la palabra AEQVITI. Puede derivarse de aequitas (igualdad, equidad, justicia, trato justo), o tiene algo que ver con eques (jinete, caballero). Sopesaré las varias traducciones posibles, empezando por la menos probable.

 "Para la igualdad (aequitati)" 

Que estas palabras (AEQVITI, AEQVIT y EQVITI) se derivan de aequitas ya se adelantó en 1873, por su descubridor, el Dr. A. Missong (quién, por cierto, tenía una colección de 14.000 monedas del emperador Probo). En la publicación de su descubrimiento, explicó dichas palabras como unas abreviaturas de la palabra aequitas en el caso dativo, aequitati (para aequitas). Missong pensó que con estas palabras se referían a la mayor igualdad y uniformidad de la moneda en el momento, en contraposición con la gran diversidad de cuños en los primeros años del reinado de Probo. También se ha mencionado que estas palabras se encuentran asociadas con la figura de Moneta con balanza y cornucopia y algunas veces con las Tres Monetas. Estas teorías han sido abandonadas hace tiempo:

  • En latín no tendría ningún sentido AEQVITI como una abreviatura de aequitati. En el mejor de los casos, es poco probable.

  • Si la palabra codificada se refiriera a aequitas, sería razonable esperar que la personificación de Aequitas (o de Moneta) apareciera en algún tipo de reverso. Pero este no es el caso.

  • La evidencia para la segunda raíz (eques) es más atractiva, como veremos más adelante.

Todos los últimos escritores están de acuerdo en que estas palabras codificadas, de una u otra forma, provienen de eques (jinete) y no de palabras asociadas con aequitas.

 "Para el jinete (equiti)" 

La interpretación de las palabras codificadas es aceptable utilizando el caso dativo equiti (para eques). Es decir: AEQVITI, AEQVIT y EQVITI pueden representar la forma "dedicatoria" de la palabra eques. Antes de continuar, es necesario hacer una observación:

La palabra eques (y como es sabido, el caso dativo equiti), escrita en latín perfecto no tendría la letra inicial "a", letra que nos encontramos en la ortografía de la palabras en clave tanto en Roma (AEQVITI), como Ticinum (AEQVIT, 1 ª serie). Sin embargo, este fenómeno en particular  llamado "diptongo", que técnicamente es un error de ortografía, se encuentra en otras monedas de la época[2]. No muy a menudo, pero con la suficiente frecuencia como para aceptar que en este período, tanto equiti como aequiti son variantes válidas en la ortografía de la palabra misma.

Pero la dificultad es que eques (y también el caso dativo equiti) puede significar varias cosas.

La traducción posible de equiti es en primer lugar "para el jinete". El emperador Probo como un jinete. A primera vista, esta traducción parece muy plausible para la mente de los coleccionistas, ya que uno de los más famosos tipos de reversos de las monedas de Probo es precisamente: "el emperador a caballo".

Moneda nº 2 (foto del autor):
Antoniniano de Probo acuñado en Roma, mostrando el emperador a caballo.

Sin embargo, de hecho, este tipo no tiene nada que ver con Probo como jinete, sino que se refiere a la llegada de Probo a Roma, en 277. Este tipo de reverso en particular es acompañado por la leyenda ADVENTVS AVG, del mismo modo que tradicionalmente había sido utilizado por otros emperadores anteriores a Probo, para conmemorar numismáticamente el evento de la llegada del emperador a Roma. Por otra parte, ser llamado un "jinete" no habría sido muy honorable para la mente del emperador (o de la mentalidad romana). Tenga en cuenta, para la comparación, los títulos que se conocen que Probo tuvo durante su vida: "Bueno / Emperador Perpetuo" (Bonus / Perpetuus Imperator), "Emperador Invencible" (Invictus Augustus) y por último, pero no menos importante, "Dios y Señor" (Deus et Dominus). Asimismo, las fuentes antiguas permanecen en silencio sobre que Probo fuera un jinete. Esto significa que la teoría de que las palabras en clave se refieren al emperador como un jinete, necesitarían algunas pruebas adicionales. (¡Y no las hay! Aunque volveré sobre este tema más adelante.)

 "Para el caballero (equiti)" 

La aristocracia romana estaba compuesta de dos rangos. Los caballeros (equites) forman la parte inferior, los senadores de la parte superior. Si alguien venía de una familia que podía jactarse de haber tenido un cónsul como antepasado, pertenecía al rango senatorial. Los caballeros fueron los romanos ricos sin antepasados consulares. Sólo si un hombre de rango ecuestre había logrado acceder al Senado (después de haber sido nombrado cuestor o cónsul) podía obtener la condición senatorial. En el momento de Probo estos rangos todavía existían, pero la estricta división no era ya tan clara. Los senadores habían perdido su monopolio de las magistraturas importantes.

 Seré breve con esta posible traducción de las palabras: AEQVITI, AEQVIT y EQVITI. Es imposible que "para los caballeros" se refiera a Probo, porque en el momento en que las series fueron acuñadas, el emperador -ya tres veces cónsul- técnicamente pertenecía al rango senatorial. Es muy poco probable que otra persona fuera honrada por estas series de monedas. Como regla general, sólo el emperador y los miembros de la familia imperial podían aparecer en la moneda imperial. Además, en el tiempo del emperador Probo, no aparecen en las fuentes antiguas candidatos para este tipo de honor.

 "Para la Orden Ecuestre (Equiti)" 

La palabra eques también puede referirse a un colectivo de equites, o en dicho de otro modo, puede referirse a "todos los caballeros romanos". A lo largo de estas líneas nuestra siguiente posible traducción es "para la Orden Ecuestre", al entender estas monedas codificadas como dedicadas a los caballeros romanos. Esto no parece muy probable que tampoco. No hay precedentes de una dedicación de monedas a ninguna Orden Ecuestre y las fuentes no mencionan que pudieran haber jugado un papel especial durante el reinado de Probo.

Sin embargo, en la introducción de la moneda de Probo, el RIC especula que el reverso del emperador como Princeps Iuventutis[3] "era tal vez una alusión a su estrecha relación con la Ordo Equester.

Moneda nº 3 (foto del autor):
Antoniniano de Probo acuñado en Ticinum, representando al emperador como Princeps Iuventutis.
  • El título de Princeps Iuventutis fue originalmente un título republicano, a cargo de los comandantes de la Orden Ecuestre, en su mayoría hombres jóvenes de rango senatorial. En la época imperial el título le fue otorgado a los césares, como herederos del título imperial. En los últimos tiempos del Imperio vemos a emperadores asumir dicho título (Aureliano fue el primero), y más tarde aún Princeps Iuventutis se convertiría en poco más que uno de los muchos títulos honoríficos a cargo del emperador. La conexión original con los caballeros romanos ya no es nada clara.

  • Que Probo "mecánicamente", asumió el título de Princeps Iuventutis cuando se convirtió en emperador está confirmado por las pruebas numismáticas. Los antoninianos con la leyenda PRINCIPI IVVENTVT, acuñados en Ticinum, fueron emitidos inmediatamente después de convertirse Probo en emperador (276). Además, esta primera emisión de Ticinum era idéntica a la última emisión de Floriano, el predecesor de Probo. El nuevo emperador copió el título honorífico, junto con algunos de tipos de reversos, de su predecesor Floriano. (Siscia, siguiendo el ejemplo de Ticinum, acuñó un áureo con este título, como parte de su segunda emisión de 277).

  • Existe un desfase de tres años entre los tipos de reversos de Princeps Iuventutis y las series codificadas AEQVITI,. Después del áureo de Siscia, el título de príncipe desaparece de la amonedación de Probo. Todo esto hace que sea difícil creer que existiera alguna estrecha relación entre ambas series.

Es evidente que, en opinión de este autor, la traducción: "para la orden ecuestre", no parece ser muy probable.

 "Para la caballería (Equiti)" 

Otro colectivo de jinetes es, por supuesto, el de las tropas de caballería. La próxima posible traducción de las palabras: AEQVITI, AEQVIT y EQVITI, es "para la caballería". Y esta es la primera posibilidad que tengo de decir algo en su favor. Asimismo, la introducción del RIC indica: "Es probable que Probo, cuyas operaciones de guerra se extendían sobre un área grande, pudiera haber debido mucho al ejército, y deseara expresar aquel endeudamiento".

De hecho, tenemos algún tipo de precedente para esto. Algunos años antes, otro emperador había expresado en sus monedas "su gratitud" a la caballería. Durante el reinado de Póstumo, desde la ceca de Mediolanum (posiblemente durante el control del comandante en jefe de su caballería, Aureolo) se emitieron unas series de antoninianos mencionando las fuerzas a caballo. Encontramos los reversos siguientes: CONCORDIA (FIDES, PAX y VIRTVS) EQVITVM.

Moneda nº 4 (foto del autor):
Antoniniano de Póstumo acuñado en Mediolanum, en honor a las tropas de caballería.
  • Las leyendas de estas series están en caso nominativo (la fidelidad, la concordia, la virtud, etc. "de la caballería", no "para la caballería"). Esto significa que la naturaleza de dedicatoria de estas series no tan claramente aparente.

  • Es interesante ver que estas monedas de Póstumo muestran los mismos errores / variantes en la ortografía en la palabra "caballería" que los que aparecen en nuestras palabras en clave. ¡Hay leyendas que indican AEQVIT y AEQVITVM en lugar de EQVITVM!

 "Equitius (Equitius)" 

Theodor Mommsen fue el primero en identificar nuestras palabras en clave como el nombre de Equitius (1887). Él escribe que es "evidente" que Equitius debe de haber sido el oficial a cargo de la ceca. Esta teoría (o más bien: esta arriesgada especulación) no ha producido ningún seguidor, en primer lugar porque las series de Roma y tercera serie Ticinum son contemporáneas (ambas emisiones que datan 282), lo que significa que este funcionario hipotético habría estado a cargo de dos cecas distintas al mismo tiempo. En segundo lugar, y lo que es más importante, porque hay un candidato mucho más probable para este nombre ya que una fuente histórica menciona Equitius como uno de los nombres del propio emperador Probo. Esta fuente es su Epítome[4]. Karl Pink, el autor del estudio "reciente" de las monedas de Probo (1949), elige este nombre, refiriéndose a Probo, como la explicación de las palabras codificadas que nos ocupan.

Equitius es casi seguramente su signum (su apodo, su sobrenombre). A menudo, los signa eran traducciones latinas de un nombre extranjero (griego o egipcio). Esto también sucede con el nombre Equitius, que derivaría del nombre griego Ippius (o Hippios), que figura en una inscripción del año 245 en la que lee: "m IPPIVS … SIGNO EQVITII" (Traducción: Marcus Ippius … con el signum de Equitius)[5]. Además, dije que la teoría de Probo "como un jinete" requeriría alguna prueba suplementaria. Bien, aquí está: la palabra griega Hippios significa "al jinete".

Antes de examinar la fuente antigua que menciona el signum del Probo, dos comentarios previos a la traducción de Equitius:

  • Esto muy probablemente no tiene nada que ver con que Probo no hubiera sido "comandante de caballería", como indica la introducción del RIC.

  • Tampoco tiene nada que ver con el , relativamente raro, nombre de familia romano de Equitius.

Esta coincidencia obliga a pensar que las palabras en clave podría estar refiriéndose al apodo de Probo. Pero, ¿cómo podemos estar seguros de que el emperador en realidad llevaba este nombre? Primero un par de consideraciones en contra:

  • El signum se encuentra sólo en la Epitomes (36,2). Esta es una especie de "abreviatura" de la obra De Caesaribus del antiguo historiador Aurelius Victor. La fecha de esta Epítome no está clara, pero necesariamente tendrá que ser después de que Víctor publicara su trabajo, alrededor de 360.

  • El autor anónimo de la Epitomes utilizó otras fuentes, además del trabajo de Víctor. Su principal interés era la biografía (es decir, los chismes). Su reputación de fiabilidad no es especialmente alta (como es el caso de todas las fuentes escritas que se ocupan de Probo).

  • Todo esto significa que el apodo del emperador está ausente en todas las las fuentes escritas conocidas. En la obra original de Aurelius Victor no se menciona dicho nombre, tampoco el autor de Vita Probi en la Historia Augusta, ni Zósimo, un historiador griego que escribió en el siglo V mencionan el signum de Probo.

  • Más importante: ni una sola moneda o inscripción nombran a Probo como Equitius[6].

Por supuesto, es posible, que el nombre inicial de Probo se averigüe por algún descubrimiento futuro. Según Dannhäuser, Equitius Probus fue el nombre que Probo llevaba antes de asumir el nombre de Marco Aurelio Probo cuando se convirtió en emperador (1909 p.13/14 nota). Esto explicaría porqué el nombre de Equitius no aparece en su moneda.

Moneda nº 5 (foto del traductor):
Antoniniano de Probo, 5ª oficina de Ticinum. Letra T en el campo (EQVITI).

He señalado anteriormente que las fuentes antiguas no mencionan a Probo como un caballero (o comandante de la caballería). Hay, sin embargo, un relato en la Historia Augusta sobre Probo, cuando sirviendo como general a las órdenes del emperador Aureliano, adquirió un famoso caballo. Esta historia puede tener algún tipo de relación con su apodo. Veámosla:

Una vez, en efecto, cuando un caballo se encontró entre el botín ... que, aunque no era guapo, o especialmente grande, tenía fama de ser capaz de correr cien millas en un día y continuar corriendo durante ocho o diez días, todos supusieron que Probo mantendría la bestia para sí mismo. Pero primero, él comentó: "Este caballo se adapta mejor a un soldado que huye que a uno que lucha", y luego mandó a los hombres poner sus nombres en una urna, para que el designado por un sorteo recibiera el caballo. Entonces, como había en el ejército otros cuatro soldados llamados Probo, la casualidad hizo que el nombre de Probo apareciera en la papeleta que salió primero, aunque el nombre de los generales no habían sido puestos en la urna. Y cuando los cuatro soldados se enzarzaron entre ellos, cada uno afirmando que el caballo era de él, Probo ordenó que la urna fuera utilizada por segunda vez. Pero por segunda vez también, el nombre de Probo salió, y cuando se hizo la tercera y la cuarta vez, siempre salió el nombre de Probo el primero. Entonces, todos estuvieron de acuerdo en asignar el caballo a Probo, su general, y hasta los mismos soldados, cuyos nombres habían salido de la urna lo desearon así.

Es posible que el signum de Probo diera lugar a la fabricación de esta historia legendaria. Hay muchos ejemplos de historias que explican los nombres y las situaciones que se encuentran en los mitos antiguos y la historiografía. Este podría ser otro. En él se explica cómo el emperador obtuvo su caballo y también porque él puede ser llamado Equitus. También se aborda el problema de que ser llamado "jinete" no es particularmente honroso. Probo es vacilante en un primer momento a aceptar incluso una maravilla de caballo. Más tarde lo acepta, pero sólo después de que quedara muy claro de que es "su deber".

Más pruebas convincentes para entender que las palabras codificadas (AEQVITI, AEQVIT y EQVITI) se refieren al signum de Probo, las tenemos en las series codificadas de Diocleciano y Maximiano. Estos emperadores, como veremos, también pusieron sus apodos codificados en las monedas. Pero primero la pregunta es: ¿de que manera el nombre Equitius aparece en las monedas codificadas?

La primera posibilidad es que las cecas de Roma y Ticinum sólo utilizaran el nombre abreviado en la forma normal, en nominativo: Equitius. Pero la duración de la abreviatura está limitada por el número de talleres en ambas cecas: Roma tenía siete officinae, Ticinum tenía seis. Por esta razón, el nombre fue abreviado a siete y seis letras. Así nos encontramos con (A)EQVITI [VS], sin "VS", y AEQVIT [IVS], sin "IVS" (en el caso de la primera serie de Ticinum). Tal vez si Ticinum hubiera tenido ocho oficinas, ahora estaríamos discutiendo sobre la serie EQVITIVS.

 "De / perteneciente a Equitius (Equitii)" 

Karl Pink, el autor del más extenso estudio sobre la amonedación de Probo elige otra traducción. Explica las palabras codificadas (AEQVITI, AEQVIT y EQVITI) como el nombre de Equitius apareciendo en caso genitivo (Equitii)[7].

Y en efecto, la explicación de nuestras palabras codificadas es aceptable según el caso genitivo del nombre Equitus: ("de / perteneciente a Equitus"), después de considerar los siguientes aspectos:

  • La letra "A" adicional en las palabras codificadas puede ser visto como una variante de la ortografía (ver el comentario anterior sobre "el diptongo").

  • El caso genitivo en latín impecable diría Equitii, con un extra letra "i". Probablemente, porque los antiguos romanos no pronunciaban esa segunda "i", esta letra se omite de forma regular en los textos escritos (igualmente se indica fili en lugar de filii).

Sin embargo, el uso de los casos genitivos de los nombres de los emperadores es más problemático de lo que K. Pink indica en su artículo. Volveré sobre este asunto más adelante.

 

II - IOBI y HPKOYΛI

Aproximadamente una década después de emitidas las series codificadas de antoninianos de Probo, la ceca de Siscia acuñó algunas emisiones de antoninianos, a nombre de Diocleciano y Maximiano, que también estaban codificadas (ver el artículo de Chip Scoppa citado en "links"). En los exergos de las monedas de Diocleciano, nos encontramos con la palabra IOBI dividida en tres partes (I, O y BI), sucediendo lo mismo con Maximiano y la palabra HPKOYΛI (HP, KOY, y ΛI).

Moneda nº 6 (foto del autor):
Antoniniano de Diocleciano, 3ª oficina de Siscia. Letras BI en el exergo (IOBI).
  • Es peculiar que estas palabras, que son claramente latinas, aparezcan en letras griegas. (Las palabras se derivan de Júpiter y Hércules, no de sus correspondientes divinidades griegas Zeus y Herakles).

  • Es aún más peculiar que (quizá) la declinación gramatical latina ¡aparezca en caracteres griegos! Este fenómeno, sin embargo, (la transliteración de las palabras extranjeras, incluidas las declinaciones gramaticales, dentro de otro idioma) no es único y se puede encontrar también en las inscripciones.

Pero, ¿qué significan estas palabras? La primera posibilidad, como se ha señalado anteriormente, es que representen los apodos, los sobrenombres de los emperadores en cuestión.

 "Júpiter, Hércules (Iovius, Herculius)" 

En la época en que estas monedas codificadas fueron acuñadas, el Imperio estaba co-gobernado por Diocleciano en el Este y Maximiano en el Oeste. Como parte de la reorganización del Imperio, se estableció un culto al emperador a una escala que no había existido antes. Diocleciano, como Senior Augustus, se presentó a sí mismo como la manifestación terrenal de Júpiter, mientras que Maximiano representaba la de Hércules. Es bien conocido por los coleccionistas que Maximiano fue muy lejos en la identificación de sí mismo con su deidad protectora (ya que puede verse representado en sus monedas con la piel de león) y que asumió el nombre Herculius. No tan conocido es el hecho de que Diocleciano, a su vez, asumiera el nombre de Iovius. Al tomar estos nombres, que son modificaciones de los de sus divinidades protectoras, los emperadores indicaban que tenían una estrecha relación con estos dioses en particular.

Joseph van Kolb, el hombre que debe ser acreditado con el descubrimiento de estas series codificadas, en 1872, afirmó que las palabras en clave se refieren a dichos apodos o sobrenombres[8].

Hay dos formas en las que los nombres pueden aparecer en las monedas. Como en el caso de Equitius (ver lo escrito anteriormente), las palabras codificadas pueden ser los apodos de los emperadores en el caso nominativo abreviado: IOVI [VS] y HERCVLI [VS]. Pero, teniendo en cuenta que había espacio suficiente para poner "KOY" en el exergo de la segunda moneda, ¿por qué abreviar todo?

Sigue siendo una coincidencia notable que: 1) todas las palabras en clave pueden entenderse como referencia a los apodos de los tres emperadores, y 2) la forma de abreviar es aparentemente la misma: en todas las palabras codificadas, la última sílaba -us- de los nombres Equiti-us, Iovi-us y Herculi-us, es omitida.

 "De / perteneciente a Júpiter, de / perteneciente a Hércules (Iovii, Herculii)" 

Estas palabras codificadas (IOBI y HPKOYΛI), también pueden aceptarse como la forma genitiva de dichos apodos (véase el comentario sobre letra extra 'i' en la sección "De / perteneciente a Equitius"). Dando la traducción "De / perteneciente a Iovius" y "De / perteneciente a Herculius". Nuestras palabras en clave aparecen de esta forma en un medallón de plata de Diocleciano y Maximiano, con la leyenda MONETA IOVI ET HERCVLI AVGG (moneda de los emperadores Júpiter y Hércules).

Moneda nº 7 (foto del autor):
Antoniniano de Maximiano,  2ª oficina de Siscia. Letras KOY en el exergo (HPKOYΛI).

 "Para Júpiter, para Hércules (Iovi, Herculi)" 

Como última posibilidad, las palabras codificadas pueden representar el caso dativo de los nombres de Júpiter y Hércules. De esta forma obtendremos la traducción "para Júpiter"' y "para Hércules" y las monedas se entenderían como "dedicadas" a dichas deidades. Hay numerosos ejemplos de las monedas dedicadas a los dioses, que a menudo son claros, porque sus nombres aparecen en forma dedicatoria, es decir, en el caso dativo. En la moneda de Diocleciano y Maximiano, vemos ejemplos de esto en leyendas como IOVI CONSERVATORI AVGG (para Júpiter, protector de los emperadores) y HERCVLI PACIFERO (para Hércules pacificador). Es remarcable que las palabras utilizadas en estas leyendas son precisamente nuestras palabras en clave.

III - CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta todas estas posibles traducciones, en lo que a mí respecta, dos líneas de interpretación se mantienen. Cualquiera de las palabras en clave son una interpretación de los apodos / sobrenombres de los tres emperadores, o se deben entender como dedicatorias: en el caso de la AEQVITI sería a la caballería, en el caso de IOBI y HPKOYΛI a Júpiter y Hércules.

Sin embargo, lo que me preocupa acerca de la versión de Pink sobre la teoría de los apodos, es que los nombres, tendrían que aparecer en el caso genitivo:

  • En la historia de la moneda imperial romana nunca nos encontramos con el nombre de un emperador en el caso genitivo en sí mismo[9]. Los nombres aparecen en el caso nominativo (IMP PROBVS AVG, "el emperador Probo") o en el caso dativo (IMP PROBO AVG, "dedicado al emperador Probo"). El caso genitivo no aparece nunca en forma aislada, sino que está siempre acompañado por otras palabras que así lo requieran (VIRTVS PROBI AVG, "el valor del emperador Probo",  véase también la leyenda del medallón citado más arriba). Los nombres de las divinidades sí que aparecen en forma de genitivo, pero rara vez, y siempre con un sentido concreto (por ejemplo, en un denario de Vespasiano, la leyenda IOVIS CVSTOS nos indica que el emperador es el protegido de Júpiter).

  • Por lo tanto: si las palabras en clave son realmente los apodos de los emperadores en el caso genitivo (expresando que las monedas "pertenecen al emperador" [10]), las cecas de Roma, Ticinum y Siscia, estarían funcionando en contra de siglos de tradición numismática. Pink (1949) no explica realmente este problema, ni Colombetti (1989), quien sólo reitera la interpretación de dicho autor. Pink toma la apariencia de los signa en el caso genitivo para explicarlo, pero esta lectura no es tan clara como él lo hace parecer.

  • Si el signum de Probo (Equitius) se hubiera puesto en las monedas, sería mucho más probable que se utilizaran los casos: dativo (Equitio) o nominativo (Equitius). Teniendo en cuenta el hecho de que, como hemos dicho, nuestras palabras codificadas pueden ser entendidas como el caso nominativo en forma abreviada, ¿por qué elegir la lectura más problemática?

IV - EPÍLOGO: ¿QUIÉN LO NOTARÍA?

Tratar de buscar el sentido de un código es una empresa peligrosa. Un código, por naturaleza, no está pensado para ser entendido por personas ajenas. Considere estas monedas acuñadas en Siscia a nombre de Diocleciano y Maximiano: las palabras en clave son, como se ha indicado anteriormente, transliteraciones griegas de nombres en latín, tal vez incluyendo incluso declinaciones gramaticales latinas. Esto es muy extraño, teniendo en cuenta el hecho de que Siscia estaba en una parte del Imperio romano de habla latina.

Doug Smith, en un correo electrónico a este autor, comenta: "En general, me gustaría ver el uso de las letras griegas en una región latina (o viceversa) como un señal de que el código no estaba destinado a ser leído por personas ajenas a la ceca. Esto es como los intrincados de los códigos de fecha que hoy se utilizan en los supermercados. Ellos no quieren que usted sepa cuando fue elaborado.

Todo se reduce al sentido común, realmente. Imagine las posibilidades que un ciudadano promedio de la romana Siscia tenía de: 1) saber leer, 2) ser capaz de leer griego, 3) de todas las monedas en circulación, tener en sus manos precisamente las tres monedas diferentes codificadas de un mismo emperador, 4) estudiar los reversos lo suficiente detalladamente como para percatarse de las diferencias entre las letras de los exergos, y 5) descubrir que algunas de las letras del exergo de tres monedas en particular, leyéndolas una tras otra en el orden correcto, forman una palabra. Creo que la todas las probabilidades están en su contra.

La misma línea de pensamiento se puede aplicar a las serie de AEQVITI: las posibilidades de que "un hombre medio" se pudiera dar cuenta de que las letras sueltas forman una palabra en clave son muy escasas. Estas consideraciones arrojan dudas sobre la explicación de que con la serie, el emperador Probo deseaba "expresar su gratitud a las fuerzas de caballería". Un código que no habría sido observado por casi nadie es una manera muy peculiar de hacer eso.

Es razonable suponer, en mi opinión al menos, que el significado (y quizás incluso la existencia) de códigos en las monedas sólo eran conocidas por los trabajadores y funcionarios de las cecas. Tal vez las letras no representaban más que marcas de control. Estas marcas de control se encuentran con frecuencia en las monedas romanas, su propósito es probablemente el de permitir a los funcionarios de la ceca distinguir entre las diferentes emisiones. Normalmente, estas marcas de control no tienen un significado más profundo, pero en estos casos, varias de ellas deletrean una palabra. Acerca de la pregunta de por qué los funcionarios de las cecas de Roma, Ticinum Siscia eligieron dichas palabras en particular... probablemente nunca estaremos seguros.

 


 

 Artículo original escrito por Gert Boersema 

 Publicado en inglés en: Oudgeld.com y Forumancientcoins.com 

 

Madrid (España), 10 de marzo de 2010
Edición y traducción (con permiso expreso del autor) de Manuel Pina  

 

 

BIBLIOGRAFÍA y LINKS

Colombetti, Luigi, ‘Cenni sulla monetazione di Probo gli antoniniani delle serie (A) EQVIT (I) (zecche de Roma e Ticinvm).’ La numismatica 20, 11 (1989) p. 339-340.

Dannhäuser, Erich, Untersuchungen zur Geschichte des Kaisers Probus (276-282). (Disertación inaugural) 1909.

Kolb, Joseph von, ‘Enträthselte Siglen auf Münzen Diocletians and Maximians’ Numismatische Zeitschrift (1872) p. 24-30.*

Kolb, Joseph von, ‘Enträthselte Siglen auf Münzen Diocletians and Maximians’ Numismatische Zeitschrift (1873) p. 116-121.

Missong, A, ‘Gleichartig systemisirte Münzreihen unter Kaiser Probus’, Numismatische Zeitschrift (1873) p. 102-115.*

Mommsen, Theodor ‘Equitius.’, Zeitschrift für Numismatik, 15 (1887) p. 251-252.

Mowat, R, ‘Combinaisons secrète de lettres dans les marges monétaires de l’empire Romain’, Revue Numismatique, (1897) p. 67-81.

Pink, Karl, ‘Der Aufbau der römischen Münzprägung in der Kaiserzeit. VI/I, Probus.’, Numismatische Zeitschrift 73, (1949) p. 13-74.

Real-Encyclopädie der klassischen Altertumswissenschaft. Temas: ‘Aurelius’, ‘Equitius’, ‘Signum’.

Roman Imperial Coinage (RIC), volume V, part II.

*  Artículos que anunciaron el descubrimiento de códigos en estas monedas.

 Especial mención merecen las siguientes páginas web: 

Artículos de Chip Scoppa sobre las monedas codificadas de Probo y otro fascinante artículo sobre una moneda híbrida de Siscia:
- http://www.forumancientcoins.com/numiswiki/view.asp?key=AEQVITI
- http://forumancientcoins.com/Articles/east_meets_west.htm

Interesantes páginas web de Doug Smith sobre las series de monedas codificadas:
- http://www.forumancientcoins.com/dougsmith/equiti.html
- http://www.forumancientcoins.com/dougsmith/code.html

Un completo sitio web sobre la amonedación de Probo, que merece la pena visitar:
- http://probvs.net/probvs/e-equiti.html

 

 

NOTAS

[1].- Me gustaría dar las gracias a Chip Scoppa y Doug Smith por sus comentarios y por tomarse el tiempo de revisar mi trabajo. También me gustaría dar las gracias a Dick Boersema, Grzegorz Kryszczuk, Bob Vuijk, Sylviane Estiot y Curtis Clay por su ayuda.
[Volver al texto]

[2].- Encontramos PIAETAS así como PIETAS, SECVLI junto con SAECVLI, además, en algunas monedas de Póstumo, acuñadas sólo unos años antes, la palabra EQVITVM, que también es derivada de nuestra palabra raíz eques, está a veces escrita como AEQVITVM.
[Volver al texto]

[3].- En dos monedas: Un antoniniano de Ticinum (RIC 318) y un áureo de Siscia (RIC 892).
[Volver al texto]

[4].- Epit. de Caes. 36,2: "Sed, cum magna pars exercitus Equitium Probum, militiae peritum legisset, Florianus...".
[Volver al texto]

[5].- CIL III 2706: "M. Ipp[ius] L. f. Stel(latina tribu) Benevento Vitalis, (centurio) coh(ortis) VIII vol(oluntariorum), - - sig(no) Equitii".
[Volver al texto]

[6].- Por lo tanto, o bien 1) el signum tiene su origen en una fuente antigua, conocida por el autor de la Epitomes, pero desconocida para nosotros, o bien 2) el signum es un invento de la Epitomes, o tal vez 3) el signum es el resultado de un error de copiado (por Aurelium tal vez) en los manuscritos de la Epitomes.
[Volver al texto]

[7].- En la publicación más reciente sobre el tema, Colombetti (1989) reitera la interpretación Pink.
[Volver al texto]

[8].- Von Kolb, en su artículo (1872) anunció su  interesante descubrimiento, escribió que su curiosidad fue despertada por la larga y extraña cadena de letras (BXXIKOY) que figuraban en el exergo de una moneda de Maximiano. Descifró el código de la serie, después de estudiar la colección vienesa. Es interesante ver que Missong publicó su descubrimiento de los códigos de las monedas de Probo, tan sólo un año después.
[Volver al texto]

[9].- He podido encontrar un ejemplo en la web de Doug Smith. Un bronce de Constante como césar, acuñado en Siscia con la leyenda FL CONSTANTIS BEA C (RIC VII 238 - Siscia).
[Volver al texto]

[10].- Esta es la explicación más probable cuando aparecen los nombres de los emperadores en el caso genitivo "aislado", en las monedas grecorromanas.
[Volver al texto]

 

 


Otros artículos / libros de

Tesorillo.com
 
Alegoría de Hispania
Algunas imitaciones singulares:
El caso de la enigmática evolución de los AE2 del tipo REPARATIO REIPVB
Algunos denarios forrados singulares
Apertura de la exposición Edouard Louvet - BCP (Lima)
Catálogo de las monedas romanas emitidas en el siglo IV durante los Festivales de Isis
Catalogue of Festival of Isis Coinage. Rome, fourth century A.D.  
Cecas del Bajo Imperio romano (313-498)
Contramarcas en las monedas de Hispania Antigua
Dificultades que plantea el estudio de la historia monetaria sueva
Dos piezas singulares: Un enigmático uso de la contramarca "CR"
Errores y defectos en la numismática antigua
¿Es falso mi denario? Guía para la autentificación de las monedas de plata de la Antigüedad
Estateras de plata de los sátrapas persas de Tarsos (Cilicia)
Galería de bronces del Bajo Imperio
Galería de contramarcas hispánicas
Guía de identificación de las monedas de bronce del Bajo Imperio romano
Identifying Late Roman Bronze Coins  
Introducción a la numismática antigua
Jinetes sin escudo. Las representaciones ecuestres de la Citerior
Juegos de numismática antigua
La acuñación de oro en la Antigüedad
La moneda romana: Su clasificación y estudio por medio de Internet (UNED - Mérida)
Lanuvium: cuna de siete familias de monederos republicanos
Las Casas de Moneda españolas en América del Sur
Las monedas bilingües en la Antigüedad
Las monedas de "Iberia-Hispania-Spania"
Las monedas forradas en la Antigüedad
La traducción de las palabras codificadas: AEQVITI, IOBI y HPKOYΛI
Last Civic Coinages of The Roman Empire (c. 312 A.D.)  
Los animales en la moneda antigua
Mapas históricos del Bajo Imperio romano
Marcas, contramarcas y monogramas en las monedas bizantinas
Marcas, contramarcas y reacuñaciones en las monedas de la Antigüedad
Nuevo denario de las Guerras Civiles (68-69 d.C.)
Presentación de Tesorillo.com en la revista "El Quinzet" - PDF
Representaciones arquitectónicas en las monedas de Hispania
Sistemas de representación arquitectónica en la numismática romana
Técnicas instrumentales aplicadas a la metalurgia numismática
Últimas acuñaciones cívicas del Imperio Romano (c. 312 d.C.)
Una moneda singular:
AE norteafricano contramarcado con la "cabeza de águila" de la Tarraconense
Una moneda singular: ¿Cuántos siglos separan al emperador de su león rampante?