Índice de artículos

 

UNA MONEDA SINGULAR:

AE norteafricano contramarcado con
la "cabeza de águila" de la Tarraconense

 

Introducción

La contramarca legionaria de la cabeza de águila es el resello hispánico más abundante y seguramente también el más estudiado, lo cual no significa que realmente sepamos todo sobre ella. Como en tantos otros ámbitos, a mayores conocimientos más dudas nos aparecen. La más que probable aplicación de esta contramarca directamente en los campamentos militares, hace que el estudio de los movimientos de tropas y el lugar del hallazgo sea lo primordial, y que no lo sea tanto la ceca o el tipo de pieza sobre la que se estampó.

Esta contramarca normalmente está presente en monedas acuñadas en cecas de la Tarraconensis, pero existen algunas excepciones en otras provincias romanas, como veremos más adelante. Sin embargo, creo que la cabeza de águila aún no había sido vista en cecas norteafricanas, por lo que espero que la aparición de este singular ejemplar de Caesarea (Mauretania) pueda arrojar alguna luz al intrincado asunto de las contramarcas hispanorromanas.

Las monedas autónomas de Caesarea (Mauretania)

Iol se convirtió en la capital del reino -vasallo de Roma- de Mauretania, cuando en 25 a.C. fue renombrada por Juba II como Colonia Claudia Caesarea en honor a Augusto (hoy Cherchel, Argelia). Entre ese año y el asesinato de Ptolomeo (40 d.C.), que supuso la anexión final del reino por parte del emperador Calígula, la ciudad emitió una serie de monedas con leyendas latinas que podemos denominar autónomas, al no presentar los signos imperiales. (Ver: RPC I - 880 a 883).

Todas estas monedas incluyen la leyenda CAESAREA o KAESAREA, excepto la que aquí nos ocupa, que presenta la enigmática leyenda SITVM CAESARIS, por lo que su atribución a Caesarea resulta algo incierta. Esta leyenda suele leerse como "asentamiento dedicado al César" es decir, como perteneciente a Caesarea, pero también ha sido relacionada con Zithta (Tripolitania). En todo caso, la ciudad de Caesarea ya había emitido, en tiempos de Juba II, bronces con anversos y reversos muy similares (Mazard 290-295), por lo que, como indica el RPC I: "...parece que lo mejor es asignar estas monedas a Caesarea, hasta que nuevos descubrimientos arrojen luz sobre estas series" (Burnett et alii, 1992: 214).

Dibujo de la moneda nº 211 de L. Müller vol. III (1862: 138)
(Corresponde al ejemplar nº 3659 del gabinete de Copenhague)

Bronce autónomo de Caesarea (Mauretania, 25 a.C. - 40 d.C.)
(13,68 g / 24-27 mm - Eje de acuñación 180º - Ver nota 1)

Este tipo de monedas está descrito y catalogado en: Müller-III 211, Mazard 563, SNG Cop. 686-8, RPC I - 880 y Alexandropoulos 148. Su fecha concreta de acuñación (en realidad de toda la serie de monedas autónomas) es desconocida, pudieron acuñarse durante el reinado de  Juba II (25 a.C.-23 d.C.) o en el de su hijo Ptolomeo (20-40 d.C.), es decir en tiempos de Augusto o Tiberio.

  • AE 24-27 mm, 11-17 g, eje variable

  • Anverso: Leyenda SITVM CAESARIS; diosa con corona mural (Tyche) mirando hacia la izquierda.

  • Reverso: Sin leyendas; capricornio hacia la derecha, con cornucopia, globo y timón.

La contramarca "cabeza de águila"

La cabeza de águila con dibujo más o menos simple y mirando hacia la derecha o hacia la izquierda, constituye el ejemplo más claro de contramarca legionaria y es el resello más frecuente que encontramos sobre las monedas hispanorromanas.

La abundante presencia de esta contramarca en las monedas acuñadas en las cecas del curso medio-alto del Ebro (Calagurris, Turiaso, Graccurris y Cascantum), así como la dispersión de sus hallazgos en el noroeste de la Península (Blázquez, 1999: 91-100), parece indicarnos que se trata de una contramarca militar aplicada directamente en los campamentos romanos presentes en Hispania, pero se desconoce si fue utilizada por una sola legión o por varias. García-Bellido (1999: 62) apunta a la Legio X Gemina como responsable de este resello, pero a la vez muestra sus dudas al no haberse hallado entre las contramarcas de esta legión encontradas en Germania ninguna cabeza de águila, sino solamente la contramarca con el numeral X.


Dibujos de la contramarca "cabeza de águila" según APRH 4, 6 y 7 (Ripollès, 2010: 324)
Ver la galería de contramarcas mostrada al final de este artículo

La función de esta contramarca parece responder a la penuria de moneda circulante de bronce en el interior de los campamentos militares. No en vano coexisten en el mismo periodo, además del fenómeno del contramarcado, la partición de moneda de bronce y las imitaciones locales de Claudio (Morillo, 1999: 81).

Este resello fue aplicado sobre el anverso de las monedas en la gran mayoría de los casos, más concretamente sobre el cuello del emperador, y prácticamente siempre sobre ases hispanorromanos de Augusto y Tiberio, por ello, normalmente se ha supuesto que se utilizó mayoritariamente durante los periodos de Calígula y/o Claudio. Sin embargo, este espacio temporal pudo ser mucho más amplio. García-Bellido lo expande desde el periodo de Augusto hasta el de las guerras civiles (68-69 d.C.), y para ello nos indica estas dos interesantes monedas:

  • La primera es una unidad ibérica indeterminada (s. I- II a.C.) contramarcada con el águila a derecha, procedente del estrato augústeo de las excavaciones de Astorga (León), aparecida junto a otra moneda de Celsa anterior al 27 a.C. (RPC I - 269) también contramarcada, aunque esta vez con el águila a izquierda. Los materiales cerámicos datan dicho estrato entre el 15 a.C. y el 15 d.C. (García-Bellido, 2006: 133, 585 y 586).
  • Por otro lado, tenemos un interesante sestercio de Claudio (posiblemente de imitación hispánica) resellado con cabeza de águila a derecha y las letras LX formando una sola contramarca. Esta pieza, procedente de las excavaciones de Petavonium (Rosinos de Vidriales, Zamora), se encontró en niveles arqueológicos flavios y tiene gran importancia al ser la primera pieza hispánica contramarcada que relaciona directamente la cabeza de águila con una legión (es este caso la X Gemina), y además, por marcar el horizonte temporal máximo conocido para su aplicación, en torno a las guerras civiles del 68-69 (Carretero, 1996: 12 y García-Bellido, 1998: 259 y 1999: 61). Posteriormente, García-Bellido (2004: 159) describió un segundo sestercio procedente del MAN (RIC 112) con esta misma contramarca. Nótese que esta contramarca también se encuentra sobre otros bronces de la ceca de Roma (ver nota 2).

La aparición de estas monedas de Claudio con la singular contramarca compuesta por la cabeza de águila y las letras LX en un mismo punzón, apunta a la legión Décima, pero también puede deducirse que posiblemente la cabeza de águila fue un símbolo general de las legiones, ya que el hecho de que se hayan añadido las letras LX nos indica que es una aclaración imprescindible si se que quiere adscribir a un solo cuerpo (García-Bellido, 2006: 580).

Con el águila hacia la derecha, Ripollès (RAH, 2000: 458 y APRH, 2010: 324) enumera las siguientes cecas: Bilbilis, Caesaraugusta, Calagurris, Carthago Nova, Cascantum, ceca del NO, Celsa, Clunia, Emerita, Emporiae, Ercavica, Graccurris, Lepida, Osca, Segobriga y Turiaso. Además tenemos Colonia Patricia, Colonia Romula y Roma, que son citadas por Blázquez (1999: 97), Lugdunum que ha sido descrita por Martini (2003: 42) y Tarraco, bilbilis, konterbia karbica, kelse, boslkan y lakine, que son recogidas por Hurtado (2013: pp. 216-219). Por último, yo puedo añadir Nemausus (ver nota 4) y la nueva ceca de Caesarea (Mauretania) aquí presentada.

Con águila hacia la izquierda, Ripollès (en las obras citadas) indica: Bilbilis, Caesaraugusta, Calagurris, Cascantum, ceca del NO, Celsa, Clunia, Ercavica, Graccurris y Turiaso. T. Hurtado (2013: pp. 216-219) cita además: kelse, Italica, Osicerda, Lepida, Emporiae y Carthago Nova, cecas a las que yo puedo añadir Roma (ver nota 3).

Villaronga y Benages en su ACIP (2011: 782, 783) no añaden nada, muestran las mismas cecas que había descrito Ripollès en el APRH (2010).

Ver mapa resumen con las 30 cecas citadas.

Cabe citar además, la singular contramarca de la cabeza de águila con las letras CRA sobre el as de Turiaso nº 3453 de la RAH, mostrado por P. P. Ripollès y J. M. Abascal (2000) en el libro: "Monedas Hispánicas en la Real Academia de la Historia". Aunque su lectura no es segura, de hecho el mismo Dr. Ripollès ya no la cita en su trabajo del año 2010 (APRH).

Las contramarcas norteafricanas

El fenómeno del contramarcado romano también estuvo presente en el norte de África, si bien su difusión no tuvo la importancia alcanzada en Hispania, pero no es objeto de este estudio. Tan solo quiero hacer notar que la cabeza de águila no es en ningún caso un resello utilizado por las legiones norteafricanas.

Los tipos de contramarcas aparecidos en Africa Proconsularis se pueden poner en perfecta relación con las contramarcas encontradas en la franja que va desde Vindonissa, pasando por Nijmegen, Neuss, Hofheim, Mainz, Strasbourg y Carnutum (Herreras 2001-2: 201), es decir con el limes germánico o danubiano. Para más información, ver RPC I: 746, 771, 775, 777, 798, 799, 800, 817, 819, 849, 850 y 851.

Las contramarcas de Mauretania parecen circunscribirse al resello CIMA (RPC I - 878), y en la Cyrenaica el RPC I no indica ninguna.

Entorno histórico militar

Entre 25 a.C. y 40 d.C., que es el periodo en el que pudo haber sido acuñada la moneda objeto de este estudio, la situación en el noroeste de África no fue sencilla para Roma. El reino mauretano (vasallo de Roma) de Juba II y su hijo Ptolomeo, solo dispuso en realidad solo de una amplia franja costera (ver mapa), teniendo que estar siempre alerta de las amenazas de los diversos pueblos nómadas del sur: mauros, getulos, musulamios y garamantes, y siendo siempre dependiente de la ayuda de las legiones romanas.

Es indudable que el corazón del ejército romano en la zona lo constituyó la legión III Augusta, pero arqueológicamente no se han resuelto todas las dudas sobre su composición y emplazamientos. Lo más probable es que en algunas revueltas tuviera que ser ayudada por tropas europeas, sobre todo a partir de que Calígula, destituyera al procónsul designado por el Senado, para asignar su propio legado. (Ribagorda, 2002: 131-138 y Watkins, 2006)..

Según indican estos autores, los conflictos más relevantes de este periodo fueron:

  • Guerra con Getulia (3 a.C.-6 d.C.):
         En algún momento, fuerzas de la legión XII Fulminata tuvieron que viajar desde Siria para reforzar a la III Augusta en la guerra de Juba II contra los gétulos. Finalmente el año 6 d.C., el procónsul C. Cornelio Lentulo, al mando de la III Augusta resultó victorioso, obteniendo por ello el sobrenombre de Gaetulicus.

  • Revuelta de Tacfarinas (17-24 d.C.):
         Siete años necesitó Roma para doblegar la insurrección de Tacfarinas, un jefe militar nómada que consiguió el apoyo de musulamios y garamantes en su revuelta contra Juba II. Tras algunas derrotas, Tiberio decidió reforzar de nuevo a la legión III Augusta, enviando tropas de la legión IX Hispana, que por entonces se hallaba estacionada de forma permanente en Pannonia. Una vez más Roma tuvo que acudir en ayuda de Juba II, demostrándose la incapacidad del reino mauretano para mantener las fronteras del sur seguras.

  • Revuelta de Aedemon (40-43 d.C.):
         Calígula dio un gran giro a la política africana augústea, primero cambiando el procónsul senatorial por un legado imperial (39 d.C.) y después, asesinando a su rey Ptolomeo, a quién había mandado llamar a Roma (40 d.C.). La anexión total del reino norteafricano fue completada inmediatamente después por Claudio, quien dividió Mauretania en dos provincias romanas: Mauretania Tingitania al oeste y Mauretania Ceasariensis en el este. Este cambio de política acrecentó el malestar de los pueblos norteafricanos, quienes se unieron a la revuelta de Aedemon, un antiguo sirviente de Ptolomeo. Claudio asignó a los generales Suetonius Paullinus y Hosidius Geta, quienes dirigieron las victoriosas tropas romanas internándose por primera vez en la cordillera del Atlas hasta derrotar a los mauros (moros). Aunque poco se sabe de la unidades legionarias que participaron, se supone serían tropas de la Proconsularis y de Numidia, pero también es probable que una vexillatio de la Legio X Gemina se hubiera desplazado desde la península Ibérica a Mauretania, (Ribagorda, 2002: 136).

Este desplazamiento de fuerzas de la legión X Gemina desde Hispania hacia Mauretania, durante los primeros años del  reinado de Claudio (41-43), ya fue formulado por E. Ritterling a principios del siglo XX, siendo citado desde entonces por multitud de investigadores, pero hasta ahora no ha podido ser demostrado.

Con Calígula, Hispania ya no era una zona en guerra, por ello este emperador procedió al desmantelamiento militar y también al cierre de cecas (las 25 cecas hispanas que acuñaron con Tiberio fueron reducidas a ocho, y todas ellas en la Tarraconense). En el año 39 d.C., la Legio III Macedonica sale definitivamente de Hispania rumbo a Germania. Hispania había dejado de ser una provincia conflictiva, pasando a ser suministradora de legionarios para otros ejércitos provinciales (Herreras, 2001-2: 209).

La moneda objeto de este estudio

La moneda está muy gastada pero no me ofrece dudas, ni por su autenticidad, ni por su atribución. Sus características y dimensiones (11,40 g / 24-25 mm / eje de acuñación 0º) coinciden plenamente con el bronce de Caesarea descrito anteriormente (Müller-III 211, Mazard 563, SNG Cop. 686-8, RPC I - 880 y Alexandropoulos 148). Los ases de Augusto con capricornio en el reverso no son infrecuentes, fueron acuñados en distintas provincias del imperio, pero la corona mural que porta la diosa de la ciudad y los restos de leyenda del anverso, coinciden exactamente con los rasgos de esta emisión.

Evidentemente, la singularidad de esta moneda reside en que, siendo norteafricana, fuera resellada con la cabeza de águila típica de las legiones hispanas (Guadán 28, RPC I - 4, APRH 4). En todo caso, esta cabeza de águila es en sí  también singular, al menos yo no he encontrado ninguna contramarca igual, si bien he visto algunas parecidas en Clunia, Bilbilis y Patricia. (Ver: Tipo de "cabeza de águila" de Caesarea y "Galería de contramarcas", al final de este artículo).

As de Caesarea contramarcado en su anverso con cabeza de águila hacia la derecha
(11,40 g / 24-25 mm / eje de acuñación 0º)

Como hemos visto, no se conoce la fecha concreta de la acuñación de esta moneda, ni tampoco el periodo exacto de aplicación de esta contramarca. Incluso ni siquiera está claro si este resello perteneció a alguna legión hispana en particular o fue un símbolo militar genérico usado por distintas unidades. Sin embargo, sí que sabemos que este punzón legionario es especifico de los ejércitos romanos durante el tiempo que estuvieron acuartelados en Hispania. No ha sido encontrada ni una sola moneda contramarcada con cabeza de águila en las excavaciones de los campamentos romanos de Germania en los que estuvieron legiones procedentes de Hispania, según nos indica García-Bellido (1999: 57).

A mi juicio, parece muy probable que esta moneda fuera resellada en tiempos de Claudio (41-43 d.C.), durante la revuelta norteafricana de Aedemon, puesto que ese es el periodo en el que las legiones hispanas pudieron participar en campañas norteafricanas.

El capricornio augústeo del reverso de la moneda y el desgaste sufrido por la circulación durante años (décadas, diría yo), me inclinan a pensar que fuera acuñada por Juba II, y más probablemente en tiempos de Augusto que de Tiberio, lo cual coincide con el periodo 25 a.C. - 24 d.C. propuesto por Alexandropoulos (2007: 473).

Desde luego no puedo asegurarlo, pero entiendo que la unidad militar que estampó ese bonito resello pertenecía claramente a la legión X Gemina, por lo que, además del sestercio de imitación de Claudio citado, ya tenemos una segunda ocasión en la que se relaciona la cabeza de águila con la décima legión.

Si la moneda fue contramarcada en las proximidades de Caesarea, es decir en territorio africano, siendo después traída por algún legionario, o bien, si se encontraba en algún campamento del territorio peninsular (antes o después de la campaña militar contra Aedemon) y por lo tanto fue resellada en Hispania... pues me temo que eso es algo que nunca sabremos.

En todo caso, el lugar de resellado bien pudo ser el territorio africano, ya que la presencia de este tipo de monedas en el sur de Hispania es claramente residual. Gozalbes (2002: 1537-1538) indica que en la provincia de Málaga tan sólo ha encontrado un 0,2 % de monedas norteafricanas (de las casi 6000 monedas hasta el siglo VI d.C., por él estudiadas), añadiendo que los hallazgos de monedas norteafricanas en la Bética, son puramente anecdóticos y constituyen solamente recuerdos o testimonios que transportan los soldados o los comerciantes.

Esta moneda apareció en una subasta pública de eBay.es, en julio de 2013. Desafortunadamente, el vendedor tan solo pudo indicarme que la moneda procedía de una antigua colección, que había sido propiedad de un coleccionista gaditano anónimo. También me comentó que tenía otra moneda igual pero sin contramarcar (ver nota 1). No es mucha información, pero sí que resulta interesante, puesto que -de alguna forma- esa procedencia gaditana viene a corroborar un poco mis hipótesis.

Conclusiones

La única conclusión que tengo es que podemos actualizar el mapa de las cecas cuyas monedas presentan la contramarca "cabeza de águila".

En él podemos observar una clara agrupación de cecas en el NE peninsular, sin embargo, las monedas contramarcadas con procedencia arqueológica conocida se concentran en el área NO peninsular, lo que sustenta la teoría del contramarcado en los campamentos legionarios.

De las 30 cecas totales, la gran mayoría (28) presentan el águila hacia la derecha y solo en 17 de ellas figura la contramarca hacia la izquierda. En realidad la contramarca hacia la derecha resulta mucho más abundante, solamente entre el 20% y el 25% de las ocasiones podemos verla hacia la izquierda. Salvo contadas ocasiones (fundamentalmente errores) esta contramarca siempre se aplica sobre el anverso, es decir sobre el busto del emisor, y en el 98% de los casos están sobre monedas augústeas o tiberianas. (Datos obtenidos de los trabajos de C. Blázquez (1999) y T. Hurtado (2013), que son los más completos hasta la fecha).

Habría que añadir aquí el as ibérico y los sestercios de Claudio de imitación hispánica citados anteriormente, pero no están atribuidos a ceca alguna.

Dejaré el resto de propuestas, dudas y preguntas en el aire, o mejor dicho, a la espera de nuevos hallazgos y/o a la consideración de otros investigadores.

  • ¿Estuvo la legión X Gemina, o alguna de sus unidades, involucrada en la revuelta de Aedemon?

  • ¿Es probable que fuera la décima legión hispana la que contramarcó esta moneda?

  • ¿Podemos deducir entonces que esta contramarca no fue de uso general en Hispania, sino que era específica de la X Gemina?

  • ¿En dónde fue aplicada esta contramarca? ¿Pudo ser en territorio africano?

  • ¿Es esta la primera vez que se describe una moneda de una ceca norteafricana con el típico resello legionario hispano?

Es lo que tienen las contramarcas hispanorromanas... Siempre andan rodeadas de preguntas y de suposiciones. (Ver: "Contramarcas en las monedas de Hispania Antigua").

 


Madrid (España), 2 de agosto de 2013
(Última revisión: 1 de agosto de 2017) -
Manuel Pina  

 

 

Tipo de "cabeza de águila" de Caesarea

 
Caesarea Clunia Bilbilis C. Patricia

Puede observarse que el diseño de la cabeza de águila de Caesarea es peculiar,
solo he encontrado ejemplares similares (no iguales) sobre monedas de: Clunia, Bilbilis y Colonia Patricia.

 


 

Galería de contramarcas "cabeza de águila"

   
Bilbilis    
     
Caesaraugusta            
Caesarea              
Calagurris  
 
 
       
Cascantum
Celsa  
 
Clunia  
Colonia Patricia            
Emerita          
Emporiae              
Ercavica          
Graccurris      
Kelse              
Lepida        
Lugdunum              
Nemausus              
Noroeste      
Roma        
Turiaso  
 
 

  Nota) Con este color de fondo se muestran las cecas y monedas foráneas (extrapeninsulares)
que presentan la contramarca hispánica de la cabeza de águila. 

 


 

Notas

Nota 1 (octubre 2015): La moneda de Caesarea sin contramarca apareció inicialmente en el lote 34 de la subasta nº 9 de Ibercoin (29-03-2012) pero quedó sin adjudicar. Posteriormente, en septiembre de 2015, la pudimos ver en eBay.es, siendo puesta a la venta precisamente por el mismo vendedor que en julio de 2013 había subastado la moneda contramarcada que es objeto de este artículo.

Nota 2 (diciembre 2015): En mayo de 2014 y diciembre de 2015 aparecieron en subasta pública dos interesantes piezas contramarcadas con la singular cabeza de águila con las letras LX que muestro a continuación. Es destacable que ambas piezas parecen oficiales, de la ceca de Roma. Ver sestercios de Claudio 1 y Claudio 2.

Nota 3 (febrero 2016): En octubre de 2012 y febrero de 2016 se vendieron en Todocoleccion.net y eBay.es las interesantes piezas contramarcadas con cabeza de águila que muestro a continuación. Aunque ambas monedas están gastadas, dado su módulo y su estilo, entiendo que son acuñaciones oficiales de la ceca de Roma. Desconozco sus orígenes, pero presumiblemente fueron halladas en nuestra Península.

As de Augusto (Roma, 15 a.C.) contramarcado con cabeza de águila hacia la izquierda
eBay.es, febrero de 2016 - Cn. Piso Cn. F. (RIC I - 382) - 8,76 g / 27 mm / eje de acuñación 210º

 

As de Augusto (Roma, c. 19-4 a.C.) contramarcado con cabeza de águila hacia la derecha
Todocoleccion.net, octubre de 2012 - 9,24 g / 26-27 mm

Nota 4 (julio 2017): En abril de 2017 se subastó en eBay.es el as de Nemausus que presenta una clara contramarca de cabeza de águila en su anverso, mostrado a continuación. Desconozco la procedencia de esta moneda, pero presumiblemente fue hallada en el sur de España.

No digo que esta contramarca sobre Nemausus sea inédita, pero sí que resulta muy interesante puesto que no la he encontrado en las obras de referencia citadas en la bibliografía. De todas formas, era esperable que apareciera una moneda así ya que tanto la cabeza de águila como la ceca de Nemausus están muy ligadas a los ámbitos castrenses.

As de Augusto (Nemausus, 10-14 d.C.) contramarcado con cabeza de águila hacia la derecha
eBay.es, abril de 2017 - (RIC I - 159) - 11,07 g / 26 mm / eje de acuñación 210º

 


 

Bibliografía consultada / citada

- ALEXANDROPOULOS, Jacques: "Les monnaies de l'Afrique antique : 400 av. J.-C. - 40 ap. J.-C.". Toulouse, 2007.

- ALFARO Asins, Carmen: "Las monedas de Gadir / Gades". Madrid 1988.

- ARÉVALO González, Alicia: "Sobre el posible significado y uso de algunas contramarcas en moneda de Gadir/Gades". SIAEN-Numisma 250, pp 69-100. Madrid, 2006.

- BLÁZQUEZ Cerrato, C.: "Notas sobre la contramarca cabeza de águila y su distribución geográfica...". AEspA XX, pp.91-100. Madrid, 1999.

- BURNETT, A., AMANDRY, M. y RIPOLLÈS, P.P.: "Roman Provincial Coinage" (Vol. I ). Londres-París, 1992 (citado como RPC I).

- CARRETERO, S. y ROMERO, M.V.: "Los campamentos romanos de Petavonium". Zamora, 1996.

- GARCÍA-BELLIDO, Mª Paz y PETAC, Emanuel: "Contramarcas y sellos de la Legio X en Hispania y en Moesia o Renania". AEspA 71, pp. 257-264. Madrid, 1998.

- GARCÍA-BELLIDO, Mª Paz: "Los resellos militares en moneda como indicio de movimiento de tropas". AEspA XX, pp.55-70. Madrid, 1999.

- GARCÍA-BELLIDO, Mª Paz: "Los campamentos romanos en Hispania (27 a.C - 192 d.C.)", Glaudius, Anejos 9, Vol 1. Madrid, 2006.

- GOZALBES Cravioto, C: "Monedas del Norte de África halladas en la provincia de Málaga". XIV Conv. Sassari, Roma, 2002.

- GUADÁN, Antonio M. de: "Tipología de las contramarcas en la numismática ibero-romana". Revista Numario Hispánico nº 9. Madrid, 1960.

- HERRERAS Belled, J. C.: "Las contramarcas de la ceca de Graccurris". II Col. Historia de la Rioja, pp. 185-193. Logroño, 1985.

- HERRERAS Belled, J. C.: "Las contramarcas como fenómeno de aculturación en la H. Tarraconense". SALDVIE II, pp. 195-212. Zaragoza, 2001-2.

- HERRERAS Belled, J. C.: "Las contramarcas en la ceca de Celse/Lepida/Celsa". XI Congreso Nacional de Numismática. Zaragoza, 2003, pp. 71-80".

- HERRERAS Belled, J. C.: "Descripción y significados de las contramarcas en anversos o reversos". SALDVIE 3, pp. 187-211. Zaragoza, 2003.

- HERRERAS Belled, J. C.: "Contramarcas de Celse / Colonia Victrix Iulia Lepida / Colonia Victrix Iulia Celsa". SALDVIE nº 11-12, pp. 299-319. Zaragoza, 2011-12.

- HERRERAS Belled, J. C.: "Contramarcas de CALAGVRRIS IVLIA NASSICA". Revista Kalakorikos nº 17, pp. 85-125. Calahorra, 2012.

- HERRERAS Belled, J. C.: "Una posible contramarca inédita de cabeza de caballo sobre monedas de la ceca de Calagurris". Revista Kalakorikos nº 21, pp. 257-266. Calahorra, 2016.

- HURTADO Mullor, T: "Las emisiones monetarias de la Colonia Victrix Iulia Lepida Celsa". Tesis doctoral dirigida por P. P. Ripollès. Valencia, 2013.

- MARTINI, Rodolfo: "Collezione Pangerl Contromarche Imperiali Romane (Augustus - Vespasianus)". Milano, 2003.

- MAZARD, Jean: "Corpus Nummorum Numidiae Mauretaniaeque". Paris, 1955.

- MORILLO Cerdán, A.: "Contramarcas militares en monedas de la submeseta norte...". AEspA XX, pp.71-90. Madrid, 1999.

- MÜLLER, Ludvig et alii: "Numismatique de l'ancienne Afrique, Vol III: Les monnaies de la Numidie et la Mauretanie". Copenhague, 1862.

- RIBAGORDA Serrano, M.: "Claudio y las provincias occidentales del Imperio: el caso de Hispania...". Madrid, 2002.

- RIPOLLÈS Alegre, P.P.: "Las acuñaciones provinciales romanas de Hispania". Madrid, 2010 (citado como APRH).

- RIPOLLÈS, P.P. y ABASCAL, J. M.: "Monedas Hispánicas en la RAH". Madrid, 2000 (citado como RAH).

- VILLARONGA, Leandre y BENAGES, Jaume: "Ancient Coinage of the Iberian Peninsula". Barcelona, 2011. (Citado como ACIP).

- WATKINS, Thomas, H.: "The Military Occupation of North Africa in the Late Republic and Early Empire...". Illinois, 2006.

 

 


Otros artículos / libros de

Tesorillo.com
 
Alegoría de Hispania
Algunas imitaciones singulares:
El caso de la enigmática evolución de los AE2 del tipo REPARATIO REIPVB
Algunos denarios forrados singulares
Apertura de la exposición Edouard Louvet - BCP (Lima)
Catálogo de las monedas romanas emitidas en el siglo IV durante los Festivales de Isis
Catalogue of Festival of Isis Coinage. Rome, fourth century A.D.  
Cecas del Bajo Imperio romano (313-498)
Contramarcas en las monedas de Hispania Antigua
Dificultades que plantea el estudio de la historia monetaria sueva
Dos piezas singulares: Un enigmático uso de la contramarca "CR"
Errores y defectos en la numismática antigua
¿Es falso mi denario? Guía para la autentificación de las monedas de plata de la Antigüedad
Estateras de plata de los sátrapas persas de Tarsos (Cilicia)
Galería de bronces del Bajo Imperio
Galería de contramarcas hispánicas
Guía de identificación de las monedas de bronce del Bajo Imperio romano
Identifying Late Roman Bronze Coins  
Introducción a la numismática antigua
Jinetes sin escudo. Las representaciones ecuestres de la Citerior
Juegos de numismática antigua
La acuñación de oro en la Antigüedad
La moneda romana: Su clasificación y estudio por medio de Internet (UNED - Mérida)
Lanuvium: cuna de siete familias de monederos republicanos
Las Casas de Moneda españolas en América del Sur
Las monedas bilingües en la Antigüedad
Las monedas de "Iberia-Hispania-Spania"
Las monedas forradas en la Antigüedad
La traducción de las palabras codificadas: AEQVITI, IOBI y HPKOYΛI
Last Civic Coinages of The Roman Empire (c. 312 A.D.)  
Los animales en la moneda antigua
Mapas históricos del Bajo Imperio romano
Marcas, contramarcas y monogramas en las monedas bizantinas
Marcas, contramarcas y reacuñaciones en las monedas de la Antigüedad
Nuevo denario de las Guerras Civiles (68-69 d.C.)
Presentación de Tesorillo.com en la revista "El Quinzet" - PDF
Representaciones arquitectónicas en las monedas de Hispania
Sistemas de representación arquitectónica en la numismática romana
Técnicas instrumentales aplicadas a la metalurgia numismática
Últimas acuñaciones cívicas del Imperio Romano (c. 312 d.C.)
Una moneda singular:
AE norteafricano contramarcado con la "cabeza de águila" de la Tarraconense
Una moneda singular: ¿Cuántos siglos separan al emperador de su león rampante?